Lunes, 18 Marzo 2019
Editorial

Aprendiendo con el Humedal Córdoba

Por Eduardo Chávez López
Director de Catorce6

El Humedal Córdoba, en plena zona residencial norte de Bogotá, se ha convertido en una escuela dinámica en la que concurren muchos actores de la ciudad. De ser una “charca” en deterioro y centro de refugio de delincuentes, hoy es (al menos en dos de sus tres sectores) lo que podría ser un modelo de restauración ecológica, de integración de la ciudad con sus ecosistemas y de articulación de comunidades con autoridades. 

El milagro empezó a darse desde el año 2000, a raíz de una acción popular interpuesta por la Junta de Acción Comunal del barrio Niza  contra un proyecto de la Empresa de Acueducto de Bogotá (EAB),  que pretendía la construcción de un parque lineal convencional en la zona considerada como de Manejo y Preservación Ambiental (ZMPA) del humedal. Los vecinos, teniendo como sus maestros a la Fundación Humedal La Conejera, lograron con el fallo favorable de la acción popular, cambiar el esquema inicial de parque lineal por un ecosistema dinámico con especies de flora y fauna revitalizadas, que diariamente disfrutan los vecinos, los colegios, universidades de la ciudad, y decenas de turistas que se sorprenden al ver más de 118 especies de aves y 125 especies de árboles en muy buen estado. Visitantes de todo el país han empezado a recorrer, acompañados de guías de la Secretaría Distrital de Ambiente, senderos donde pueden apreciar gavilanes, pericos, cardenales, patos canadienses, tinguas, pájaros carpinteros, pisingos, entre otros. Todo esto en medio de una zona totalmente residencial.

El trabajo juicioso de un equipo interdisciplinario de vecinos permitió al amparo del fallo judicial, concertar en 2005 con las autoridades distritales, el conjunto de obras y acciones que puestas en marcha en 2009, han hecho del humedal un verdadero santuario de flora y fauna. Hoy entre la comunidad, la Secretaría Distrital de Ambiente, La EAB y el Jardín Botánico de Bogotá han hecho cerramientos protectores en los cruces con las avenidas principales, han sembrado árboles y han puesto en cintura conexiones erradas de viviendas que tenían el humedal como alcantarillado.

Pero lo más importante fue entender que lo que más necesitan los humedales para reverdecer, es agua limpia. Así lo explica con orgullo Mauricio Castaño, un diseñador que el humedal convirtió en ecologista, cuando explica la pequeña obra sobre la quebrada Santa Bárbara, con la que el Acueducto de Bogotá ha podido restablecer el canal ecológico de los sectores 2 y 3, al sur de la calle 127.

Aún la tarea no está concluida. Falta por recuperar el sector uno (norte de la 127) y asegurar a futuro la sostenibilidad ambiental de todo el ecosistema sin que se afecten las estrategias para el desbloqueo vial de la zona. Por eso los vecinos ven con preocupación los trazados iniciales de la expansión vial de la Avenida Ciudad de Córdoba, que se sobrepone a buena parte del bosque lo que significa su condena a muerte. La otra preocupación surge de la expedición de un nuevo decreto (el 565 de octubre de 2017) que permitiría la construcción de ciclorutas e iluminación en torno a los humedales, lo que aplicado a Córdoba podría representar un impacto fuerte sobre la fauna restaurada.

Para lo primero, la ampliación de la avenida; líderes del humedal hablan de que el IDU debería pensar en comprar los lotes contiguos al bosque, cambiar el trazado inicial de la vía para no afectar el humedal y hablar con los propietarios de esa zona para que el desarrollo urbano que propongan, esté integrado al humedal como se ha logrado en Niza. Para lo segundo (el decreto de las ciclovías), consideran que se debe mantener la política de humedales que tenía la ciudad antes de esta norma, que en el caso de Córdoba ha mostrado con creces todos sus beneficios. En todo caso, como dicen los vecinos de Córdoba sin radicalismos: “cuando hay un propósito común, se logra la convergencia de actores” y en este caso el propósito común, debe ser seguir recuperando un ecosistema que le está devolviendo la vida a un sector importante de la ciudad: el ecosistema del Humedal Córdoba.


Denuncia

Bahía Solano está gravemente herida

El intento para que la multinacional REM hiciera aprovechamiento forestal salió mal, porque se afectó el ecosistema y se perdió una oportunidad de conseguir recursos sostenibles para la comunidad.

Editorial

Décimo aniversario en tiempos de la postverdad

Por Cecilia Rodríguez González-Rubio
Presidenta de Catorce6

Hace diez años publicamos la primera edición de Catorce 6 con la ilusión de aportar a la difusión del conocimiento ambiental y del desarrollo sostenible.

Desde entonces hemos salido al mercado ininterrumpidamente con denuncias, investigaciones, entrevistas, temas de comunidades trabajando por el ambiente, destinos ecoturísticos y temas de producción limpia de las empresas. En los años iniciales había debates fuertes que de alguna manera empujaban a todos a un mejor desempeño, ya por contribuir con un mejor planeta o quizá para evitar un daño reputacional.

Hoy el público está expuesto a quien sea más hábil para confundir mientras que universidades y centros de investigación siguen con cierto perfil bajo además de sometidos a la voluntad de los editores, jefes de redacción y a la de los millones de ciudadanos que publican informaciones en las redes. En eso caen muchos funcionarios públicos, guardan el ‘perfil bajo’ para evitar temas ‘impopulares’. Extraordinario eufemismo el de la “postverdad”, para representar un mundo interconectado y participativo en producción de información. Mentiras y medias verdades tienen la tajada más grande del consumo de información. Los medios perdieron el monopolio de la comunicación en estas últimas dos décadas, lo que es un extraordinario logro de la humanidad y las democracias. Pero ¿cuánto le sirve al estado de ánimo colectivo un ambiente de desesperanza creado por una combinación de mentiras, medias verdades y verdades? El ser humano por alguna razón se siente atraído por informaciones escandalosas que impresionan o asustan. Cayó en su propia cárcel y sus carceleros más sanguinarios son los generadores de información que tomaron ese camino fácil y egoísta para conseguir lectores.

Con los deportes y la corrupción el tema ambiental quedó en el centro. A diferencia de los dos primeros este es un ámbito perfecto para asustar y amedrentar. Es el camino expedito hacia el éxito para productores de información. Tremenda trampa autogenerada por la misma naturaleza humana. Tendemos a preferir noticias de color ‘amarillo’, sin pensar que eventualmente nos generarán desesperanza.

Especialmente tanto la academia, las instituciones públicas como las empresas tienen mucho para contribuir en el camino de salida de esta trampa.

En Catorce 6 nos enorgullecen estos diez años, perseveraremos e insistiremos con un periodismo más cercano a la ciencia, a las comunidades, a las empresas e instituciones públicas. Más cerca de la verdad. Con denuncias, con investigaciones, recogiendo el trabajo de académicos, mostrando lo que hacen bien las empresas y difundiendo el trabajo de tantas comunidades que piensan en el país primero.

Comunidades

El curandero de la fauna silvestre colombiana

Desde hace dos años, Davis Travis inauguró La Casita del Bosque, un sitio donde ha rehabilitado a más de 400 animales de diferentes especies silvestres y los ha retornado a su hábitat.

Comunidades

En Barú, cuatro comunidades imaginaron su futuro

Luego de 100 años mirando en direcciones distintas estas comunidades trabajaron en conjunto por su futuro.

Editorial

En Cartagena, unas de cal y otras de arena pura

Por Eduardo Chávez López
Director de Catorce6

El corregimiento de Barú, de Cartagena un pequeño poblado afrodescendiente localizado en la punta de la península de su mismo nombre, fue a comienzos de marzo el escenario para la firma del acuerdo que conducirá a la adopción del Plan de Manejo y del Modelo de Desarrollo Sostenible del Área Marina Protegida del Archipiélago de Nuestra Señora del Rosario y San Bernardo. El evento fue el último de muchos diálogos iniciados hace cinco años en cumplimiento de una Sentencia del 24 de noviembre de 2011 proferida por el Consejo de Estado, que obligaba a entidades como el Ministerio de Ambiente, Parques Nacionales, Cardique, Carsucre, Dimar, Agencia Nacional de Tierras y Distrito de Cartagena, a una consulta previa con 19 comunidades negras de Bolívar y Sucre, antes de adoptar esos instrumentos de ordenamiento ambiental.

El proceso que acaba de terminar constituye un modelo de concertación y diálogo informado pues tanto las entidades involucradas lideradas por el Ministerio de Ambiente, como las 19 comunidades consultadas fueron protagonistas de una suerte de debates que como en toda negociación empezó con cada actor defendiendo su posición, después los actores defendiendo el proceso y finalmente todos defendiendo lo acordado. De posiciones que parecían irreconciliables, los textos que con criterio técnico propuso Minambiente, fueron reforzados con el interés manifiesto de las comunidades de incorporar el componente étnico en todos los capítulos consultados.

Llama la atención que un proceso surgido de un mandato judicial termine con todos los actores empujando del mismo lado. Y no es para menos, pues es urgente frenar el deterioro gradual de uno de los ecosistemas más amenazados de nuestro territorio marítimo, como es el de Cartagena y sus alrededores.

Qué bueno sería que el espíritu de todos los actores que confluyeron en la consulta previa comentada y que confluyen hoy en otras problemáticas de la misma zona, puedan encontrar salidas a amenazas tan graves como la que hoy existe sobre los Corales de Varadero por parte del proyecto de construcción del segundo canal de acceso a la Bahía de Cartagena. Seguramente si se repitiese la sensatez del proceso aquí  comentado, aparecerían criterios técnicos de expertos que señalan que no es necesario un nuevo canal de acceso para atender la demanda de tráfico de embarcaciones en la bahía. O conceptos de la comunidad científica que han encontrado en los Corales de Varadero una particularidad que está llevando a replantearse tesis dadas por ciertas hasta el momento acerca de los ecosistemas de manglar. O posturas como las comunidades ancestrales de la zona que hablan de las afectaciones de tal obra a los ecosistemas.

Definitivamente siempre que hay diálogos informados entre comunidades, Estado, empresas y academia, se produce un círculo virtuoso que beneficia a todos: las comunidades, el medio ambiente y también el desarrollo económico sostenible. No hay mejor camino.
Comunidades

En el Canal del Dique, tutela obliga a dragadores a consultar comunidades

La Sala Civil, especializada en Restitución de Tierras del Tribunal Superior de Cartagena, falló a favor de la comunidad del corregimiento de Pasacaballos, al sur de la capital bolivarense.

Regionales

En la tierra de los escarabajos promueven el uso de la bicicleta

En Tunja la Gobernacion, Coldeportes, Indeportes, Alcaldias y colegios lideran actividades que promuevan el uso de la bicicleta como medio de transporte.
Viaje Ambiental

Exclusivo: Parque Tayrona estará cerrado para visita de turistas a inicios de 2017

Catorce6 pudo conocer que Parques Nacionales alista la resolución para confirmar el cierre desde el 28 de enero hasta el 28 de febrero. La medida podría repetirse todos los años.

Comunidades

Hortelanos cambian hábitos de siembra

Hace poco más de un año, hortelanos de Caño Clarín en Sitio Nuevo, Magdalena, empezaron a cambiar su forma tradicional de cultivar por prácticas agrícolas sin uso de agroquímicos. En la medida que mejoran sus ingresos, están contribuyendo al mejoramiento ambiental.

Internacional

Kate del Castillo se desnuda para protestar contra el uso de pieles animales

En medio del fuerte invierno en la ciudad de Nueva York, la famosa actriz mexicana lideró la campaña de la mano de la organización Peta.

Actual

Normas forestales, en pañales para la economía de la paz

Con la finalización del X Congreso Latinoamericano de Derecho Forestal Ambiental que llevaba como lema “Bosques, Gente y Paz, una oportunidad para la integración latinoamericana”, se resaltó la existencia de técnicas que permiten un aprovechamiento sostenible del bosque natural. De igual manera la necesidad de reorientar el marco legal forestal para que propicie la paz y la prosperidad del sector.

Actual

Nuevo decreto establece proceso para consultas previas por medidas legislativas que afecten a comunidades negras, afrocolombianas, raizales y palenqueras

El Ministerio del Interior reglamentó el Espacio Nacional de Consulta Previa. Determinó el número de representantes por territorios de todo el país; y los que garantizarán el enfoque diferencial, el equilibrio regional y la equidad de género.
Denuncia

Polémica por sorpresiva tala de emblemático árbol en Cartagena

El caucho estaba ubicado a las afuera de una clínica y fue cortado sin permiso. Autoridades investigan y la comunidad rechazó el hecho.

Actual

Proyecto colombiano lleva alumbrado público e internet a zonas lejanas del país y del mundo

Iniciativa Linternetideada por emprendedor social colombiano, recorre 21 países beneficiando comunidades con luz e internet. 
Comunidades

Sostenibilidad, ¿problema tecnológico o social?

Mauricio Travaglini, de la Universidad de Harvard, le preguntaba al auditorio “¿es suficiente el avance tecnológico y la inventiva para lograr un mundo más amigable con el planeta? En su conferencia en Exposostenibilidad 2016, llevada a cabo en Medellín durante esta semana que termina. Indicó que el desarrollo de pensamiento y la arquitectura social son un motor para lograr verdaderas ciudades sostenibles.

Denuncia

Tala de árboles genera polémica en Candelaria, Valle

Los habitantes consideran que con esto se está atentando contra el medio ambiente.
Comunidades

Tres municipios del Cesar tiemblan por el 'fracking'

La empresa norteamericana Conoco Phillips está en la mira de los cesarenses, quienes aseguran que no permitirán que el Gobierno entregue la licencia final que requiere esta empresa para el empleo del fracking en la exploración de "yacimientos no convencionales" en los municipios de San Martín, Aguachica y San Alberto, todos ubicados en el departamento del Cesar.

Banner Fijo Superior UniAndes