Domingo, 22 Octubre 2017
Banner Fijo Superior

Por Cecilia Rodríguez González-Rubio
Presidenta de Catorce6

Hace diez años publicamos la primera edición de Catorce 6 con la ilusión de aportar a la difusión del conocimiento ambiental y del desarrollo sostenible.

Desde entonces hemos salido al mercado ininterrumpidamente con denuncias, investigaciones, entrevistas, temas de comunidades trabajando por el ambiente, destinos ecoturísticos y temas de producción limpia de las empresas. En los años iniciales había debates fuertes que de alguna manera empujaban a todos a un mejor desempeño, ya por contribuir con un mejor planeta o quizá para evitar un daño reputacional.

Hoy el público está expuesto a quien sea más hábil para confundir mientras que universidades y centros de investigación siguen con cierto perfil bajo además de sometidos a la voluntad de los editores, jefes de redacción y a la de los millones de ciudadanos que publican informaciones en las redes. En eso caen muchos funcionarios públicos, guardan el ‘perfil bajo’ para evitar temas ‘impopulares’. Extraordinario eufemismo el de la “postverdad”, para representar un mundo interconectado y participativo en producción de información. Mentiras y medias verdades tienen la tajada más grande del consumo de información. Los medios perdieron el monopolio de la comunicación en estas últimas dos décadas, lo que es un extraordinario logro de la humanidad y las democracias. Pero ¿cuánto le sirve al estado de ánimo colectivo un ambiente de desesperanza creado por una combinación de mentiras, medias verdades y verdades? El ser humano por alguna razón se siente atraído por informaciones escandalosas que impresionan o asustan. Cayó en su propia cárcel y sus carceleros más sanguinarios son los generadores de información que tomaron ese camino fácil y egoísta para conseguir lectores.

Con los deportes y la corrupción el tema ambiental quedó en el centro. A diferencia de los dos primeros este es un ámbito perfecto para asustar y amedrentar. Es el camino expedito hacia el éxito para productores de información. Tremenda trampa autogenerada por la misma naturaleza humana. Tendemos a preferir noticias de color ‘amarillo’, sin pensar que eventualmente nos generarán desesperanza.

Especialmente tanto la academia, las instituciones públicas como las empresas tienen mucho para contribuir en el camino de salida de esta trampa.

En Catorce 6 nos enorgullecen estos diez años, perseveraremos e insistiremos con un periodismo más cercano a la ciencia, a las comunidades, a las empresas e instituciones públicas. Más cerca de la verdad. Con denuncias, con investigaciones, recogiendo el trabajo de académicos, mostrando lo que hacen bien las empresas y difundiendo el trabajo de tantas comunidades que piensan en el país primero.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Banner Fijo Superior UniAndes