Lunes, 21 Octubre 2019
Si se inicia el tratamiento de basuras para generar combustible, se podría tener una reserva de biogás hasta 2030, según estudio de la Universidad Nacional.

transmilenio contaminacioìn 600x400


A partir de pruebas y simulaciones usando biogás en motores ciclo Otto, se demostró la viabilidad de emplear este combustible en Bogotá, con el que se podría reemplazar hasta un 20 % de la gasolina. (Nota relacionada: https://www.catorce6.com/denuncia/15191-dona-juana-un-monumento-a-la-inoperancia )

Este biocombustible, que se obtendría de los residuos orgánicos que llegan al Relleno sanitario Doña Juana, se podría utilizar en el sistema Transmilenio de transporte público de la ciudad, explica Ower Rolando Barreto, magíster en Ingeniería Ambiental de la Universidad Nacional.

“Encontramos que la operación de combustión con un biogás 100 % metano es muy factible. Si usáramos ese gas por lo menos en un proyecto como Transmilenio se podrían tener vehículos más limpios, Euro 6, que es el estándar europeo más alto”. (Nota relacionada:; https://www.catorce6.com/actualidad-ambiental/15488-todos-los-sectores-en-contra-de-transmilenio-a-diesel )

“El potencial de extracción y posconsumo del biogás en Doña Juana es del 98 %, siempre y cuando se haga su tratamiento de extracción de CO2 para la distribución de metano”, afirma el investigador, luego de realizar una modelación de producción de biogás mediante un software especializado.

Otro de los beneficios de procesar los desechos orgánicos del relleno está en que el uso de este combustible bajaría los niveles de emisión de CO2 que produce el uso de gas natural de Cusiana, uno de los yacimientos petrolíferos más grandes de Colombia, que cuenta con reservas superiores a los 3.000 millones de barriles.

“Se debe trabajar en estudios de factibilidad económica que incluyan la construcción de una planta de tratamiento de biogás que permita inyectarles a las redes de distribución gas natural como metano con una calidad superior al 98 %”, señala Barreto.

El motor utilizado es de ciclo Otto (termodinámico) que se aplica en los motores de combustión interna de encendido provocado por una chispa eléctrica, entre motores de gasolina, etanol, gases derivados del petróleo u otras sustancias altamente volátiles e inflamables.

Según cálculos del operador del relleno, a diario llegan a Doña Juana alrededor de 6.000 toneladas, que es lo que pesan 200 buses de Trasmilenio en hora pico. El más reciente informe del Observatorio Ambiental de Bogotá indica que en 2017 llegaron al relleno 2’295.459 toneladas, lo que refleja un aumento de 42.000 toneladas en comparación con 2016 cuando llegaron 2.253.072.

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes