Lunes, 21 Octubre 2019
La investigación descubrió que el líquido vaporizado tiene efecto similar en los pulmones y el cuerpo que los observados en fumadores habituales de cigarrillos.
vapeo                                                         Imagen de referencia. / Foto: vozpopuli.com - Gtres

La poca información científica sobre estos dispositivos hace que los resultados del estudio sean muy importantes para las personas que consideran mejor usar “vapeadores” que fumar. Incluso muchos de los usuarios lo han considerado como una forma “más saludable” para dejar el hábito paulatinamente.

Los resultados muestran, específicamente, que el líquido especial que se ha vaporizado mediante el uso de un 'e-cigarette' aumenta la producción de químicos inflamatorios y desactiva las células protectoras, clave en los pulmones, que mantienen los espacios de aire limpios de partículas potencialmente dañinas.

Descubrieron que el vapor afecta la actividad de las células, llamadas macrófagos alveolares, que son esenciales para la respuesta inmune dentro de las vías respiratorias. Los macrófagos alveolares engullen y eliminan el polvo, las bacterias y los alérgenos que han eludido las otras defensas mecánicas del tracto respiratorio.

Los hallazgos han llevado a los investigadores a sugerir que si bien se necesitan más estudios para comprender mejor los efectos del vapor sobre la salud en las personas, los cigarrillos electrónicos pueden ser más dañinos de lo que creemos.

"Se ha sugerido que los cigarrillos electrónicos son más seguros que los cigarrillos tradicionales, y esta narrativa cuenta cada vez más con el apoyo de las compañías tabacaleras que han establecido institutos de investigación dedicados a generar datos de apoyo”, advirtió el profesor David Thickett , del Instituto de Inflamación y Envejecimiento de la Universidad de Birmingham.

El proceso investigativo fue complejo toda vez que se extrajeron macrófagos alveolares de muestras de tejido pulmonar proporcionadas por ocho no fumadores que nunca habían tenido asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Un tercio de las células se expusieron al fluido simple de cigarrillos electrónicos, un tercio a diferentes resistencias del condensado con vapores artificiales con y sin nicotina, y una tercera parte estuvo sin ninguna exposición durante 24 horas.

Los resultados mostraron que el condensado era significativamente más nocivo para las células que el líquido del cigarrillo electrónico y que estos efectos empeoraron a medida que aumentaba la "dosis".
0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes