Sábado, 12 Junio 2021

Según los resultados del estudio Global Sleep Survey 2021 realizado por Philips, hasta un 37% de los encuestados siente que la crisis sanitaria afectó negativamente su sueño.

 Sueño Dormir MundoAndrea Piacquadio / Pexels

De acuerdo con la Sociedad Mundial del Sueño, la cual tiene como objetivo reducir la carga de los problemas del sueño en la sociedad mediante una mejor prevención y tratamiento de los trastornos del sueño, el enfoque en el sueño regular para 2021 se basa en los beneficios que ofrece el sueño regular. 

Lourdes Del Rosso, copresidenta del Comité del Día Mundial del Sueño 2021, asegura que los estudios han demostrado que las horas estables para acostarse y levantarse están asociadas con una mejor calidad del sueño en adultos jóvenes, de mediana edad y personas mayores. “Los que duermen habitualmente tienen mejor humor” afirma.

Philips realizó su encuesta anual que analiza las actitudes, percepciones y comportamientos relacionados con el sueño en 13 países: Alemania, Australia, Brasil, China, Francia, India, Italia, Japón, Países Bajos, Singapur, Corea del Sur Reino Unido y Estados Unidos.

Según la encuesta, muchos son los factores que pueden alterar el ritmo circadiano, como el entorno, el estrés o incluso algunos medicamentos. Y como si esto fuera poco, la pandemia de COVID-19 ha originado una serie de nuevos desafíos para conciliar el sueño.

Los autores afirman que esto se suma a otra gran preocupación en lo que respecta a los hábitos de sueño: la tecnología. Aunque las luces brillantes en la noche alteran el ciclo de sueño y vigilia, el uso de dispositivos móviles antes de dormir se ha vuelto tan común que más de ocho de cada diez participantes del sondeo afirman utilizar su teléfono celular en la cama.

Pese a los efectos negativos que esta práctica genera, muchas personas recurren a los aparatos electrónicos incluso de forma intencional para dormirse. Por ejemplo, en promedio, el 39% dijo ver la televisión con este propósito.

Adicionalmente, el género desempeña un papel en las discrepancias del sueño ya que por ejemplo, las mujeres son más propensas a probar más estrategias para abordar los problemas de sueño en comparación con los hombres:
mUJERES hOMBRES SUEÑO DORMIR

El estudio arrojó 5 conclusiones con base en los datos de los encuestados:


1. Se debe comprender y reconocer las formas en que la falta de sueño afecta todas las facetas de la vida: trabajo, relaciones, productividad.

El 45% de los consumidores globales informaron que el tiempo que pasan completamente dormidos ha disminuido desde el inicio de la pandemia de COVID-19, y el estrés es la barrera # 1 reportada para dormir bien por la noche.

2. Desarrolle una rutina para la hora de dormir y manténgala

El 44% de los encuestados admitió que nunca ha establecido una rutina establecida para la hora de acostarse y despertarse.

3. Identifique los diversos factores que podrían estar contribuyendo a sus problemas de sueño e investigue sus opciones y / o consulte a un médico para abordarlos.

Según nuestra encuesta, el 27% de los consumidores mundiales creen que pueden estar en riesgo de padecer apnea del sueño.

4. Usa la tecnología de manera estratégica. Investigue e identifique tecnología que pueda tener un impacto positivo en su sueño (como terapia del sueño o dispositivos de ayuda para dormir), pero desconéctese de los teléfonos y las pantallas al menos 30 minutos antes de acostarse, preferiblemente durmiendo sin ellos a su lado.

Este año, el 84% de los encuestados admitió haber usado un teléfono celular en la cama, el 41% de los cuales lo usa para leer sobre la pandemia de COVID-19.

5. Comprometerse a cambiar hábitos o adherirse a tratamientos que puedan mejorar su sueño.

De los que recibieron tratamiento con CPAP para la apnea del sueño, el 25% admitió que ya no usaban el tratamiento con CPAP o que nunca lo hicieron.

Asimismo, para ayudar a mejorar el sueño y el bienestar en general, la Sociedad Mundial del Sueño ha creado una serie de consejos para un sueño más saludable en adultos:

1. Establezca una hora regular para acostarse y despertarse.
2. Si tiene la costumbre de tomar siestas, no exceda los 45 minutos de sueño diurno.
3. Evite la ingestión excesiva de alcohol 4 horas antes de acostarse y no fume.
4. Evite la cafeína 6 horas antes de acostarse. Esto incluye café, té y muchos refrescos, así como chocolate.
5. Evite los alimentos pesados, picantes o azucarados 4 horas antes de acostarse. Un refrigerio ligero antes de acostarse es aceptable.
6. Haga ejercicio con regularidad, pero no justo antes de acostarse.
7. Use ropa de cama cómoda y atractiva.
8. Encuentre una temperatura cómoda para dormir y mantenga la habitación bien ventilada.
9. Bloquee todo ruido que distraiga y elimine la mayor cantidad de luz posible.
10. Reserve su cama para dormir y tener relaciones sexuales, evitando su uso para el trabajo o recreación general.

 

Sueño en el mundoStatista / Fuente: Philips

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes