Lunes, 25 Marzo 2019
El nuevo llamado se hace a propósito de la cuarta sesión de la Asamblea de la ONU para el Medio Ambiente, a celebrarse del 11 al 15 de marzo en Nairobi, Kenia.

 
aireacon                                                                                                       Foto: Pixabay.com


La refrigeración y la calefacción son un salvavidas para quienes tienen la suerte de tenerlas: mantienen a los niños sanos, a las vacunas y los alimentos frescos, a los suministros de energía estables, a las economías productivas y a los espacios limpios. Sin embargo, detrás de estos beneficios hay efectos secundarios no tan positivos, dado que los sistemas de refrigeración y calefacción gastan más de 50% de la energía que consumen los edificios y funcionan en gran parte con combustibles fósiles, estos están elevando la temperatura de nuestro planeta de forma peligrosa.

A nivel global, el consumo de energía en los sectores de refrigeración, aire acondicionado y bombas de calor se multiplicará por 33 para el año 2100.

 
Las emisiones de gases de efecto invernadero del sector seguirán aumentando a medida que el planeta se calienta y las clases medias se expanden en las economías en desarrollo. Y necesitamos este crecimiento para proporcionar acceso equitativo a los 1.100 millones de personas que enfrentan amenazas inminentes debido a la falta de enfriamiento.

Según la ONU, bajo este escenario, es necesario desarrollar energía renovable y alcanzar una eficiencia energética para evitar un cambio climático descontrolado. Esto es posible, como lo demuestra el trabajo de la Iniciativa Energía de Distrito en Ciudades de ONU Medio Ambiente en Bosnia y Herzegovina, India y otros 14 países.

En la segunda ciudad más grande de Bosnia y Herzegovina, Banja Luka, la energía de distrito (una red de tuberías subterráneas que llevan agua fría o caliente a múltiples edificios) mantiene cálidos a unos 20.000 residentes cuando el invierno es más duro. Pero el sistema, que ya tiene 35 años, se apoya en los combustibles fósiles para alimentar sus viejas e ineficientes calderas. Para cambiar esto, la Iniciativa se asoció con la ciudad, el Centro y Red de Tecnología del Clima (CTCN) auspiciado por ONU Medio Ambiente y el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD).

Uno de los mayores impactos de esta expansión podría ocurrir en India, donde la demanda de refrescamiento de espacios aumentará 11 veces para 2037, según el borrador del Plan Nacional de Acción sobre Refrigeración. El enfriamiento de distrito, que ya se utiliza en ciudades desde Amman hasta Estocolmo, está en la mesa como una opción viable para satisfacer esta demanda.

Con base en los estudios de factibilidad realizados por la Iniciativa, en la ciudad piloto de Thane se están llevando al mercado dos proyectos que requerirán una inversión combinada de US$ 50 millones. Una vez construidos, estos proyectos podrían ahorrar 30.000 toneladas de CO2 equivalente, eliminar los refrigerantes dañinos y ahorrarle a los clientes más de 10% del costo de su factura cada año.

ONU Medio Ambiente también está respaldando otro proceso para hacer que la industria de la refrigeración sea más respetuosa con el clima: la Enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal. Esta enmienda vinculante del tratado que protege nuestra capa de ozono puede evitar hasta 0,4 °C de calentamiento global en este siglo al reducir en 80% el uso de refrigerantes conocidos como hidrofluorocarbonos y que son potentes gases de efecto invernadero.

El acuerdo podría evitar aún más el calentamiento al mejorar la eficiencia energética de los nuevos equipos que deberán diseñarse. Esto está incorporado en la Enmienda, que a fines de 2018 contaba con 65 ratificaciones. ONU Medio Ambiente está ayudando a los países a adoptar estándares de eficiencia energética durante la transición.

El aumento del uso del sistema de refrigeración de distrito también es fundamental para la Enmienda. El donante más reciente en apoyar la Iniciativa es el Programa de Kigali para la Eficiencia de Refrigeración, un grupo de filántropos que respalda la Enmienda a través de su asistencia a los países en transición. Actualmente ayuda a acelerar la inversión para la aplicación del enfriamiento de distrito en Egipto.

En última instancia, el campo de la refrigeración y la calefacción presentan grandes oportunidades para minimizar las emisiones de gases de efecto invernadero. Debemos aprovecharlas, puesto que los compromisos actuales registrados bajo el Acuerdo de París solo representan un tercio de la acción necesaria para limitar el cambio climático a 2°C para finales de siglo.

Sobre la Asamblea de la ONU para el Medio Ambiente

La Asamblea de la ONU para el Medio Ambiente es el máximo órgano mundial de toma de decisiones ambientales, concurrido por Jefes de Estado, ministros de medio ambiente, líderes de empresas multinacionales, ONG y otros actores interesados en alcanzar compromisos globales a favor de la protección del medio ambiente. La cuarta sesión de la Asamblea se centrará en abordar soluciones innovadoras para los desafíos ambientales y la producción y el consumo sostenibles, un tema que llama a las naciones, las empresas y los ciudadanos a optar por soluciones innovadoras en el camino hacia la sostenibilidad.

Le interesa leer:
Certifican en Colombia primera vivienda sostenible
California aprobó la obligación para que a 2020 las casas nuevas instalen paneles
Renovables representarán 40% del crecimiento de energía global, de acuerdo con la Agencia Internacional de Energía







0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes