Viernes, 14 Agosto 2020

Mediante el Decreto 376 de la Presidencia de la República ampliará su planta de personal de 73 a 499 funcionarios. La entidad se ha caracterizado por desarrollar funciones misionales con contratistas.

Edificio 2 Sede Central ANLA

Foto: Wikipedia


De acuerdo al contenido de la norma, el proceso de incorporación de funcionarios iniciará en el presente año y culminará en el 2022.

La ANLA informó que la reforma "se da con el propósito de seguir avanzando en el fortalecimiento institucional y de contar con un talento humano calificado, técnico, especializado y permanente que le apueste al desarrollo sostenible y a la conservación de la biodiversidad".

Así mismo, la Oficina de Comunicaciones señaló que, para avanzar en el cumplimiento de estas líneas estratégicas, la nueva estructura quedará conformada por cuatro subdirecciones: la de Mecanismos de Participación Ciudadana Ambiental, la de Evaluación de Licencias Ambientales, la de Seguimiento de Licencias Ambientales, la de Instrumentos, Permisos y Trámites Ambientales y la Administrativa y Financiera y es la primera vez en sus ocho años de creada, experimenta una reforma de esta naturaleza.

“Este fortalecimiento es necesario teniendo en cuenta que la entidad evalúa licencias ambientales a los cinco sectores más importantes de la economía nacional (infraestructura, hidrocarburos, minería, energía y agroquímicos) que aportan 20% al Producto Interno Bruto (PIB), evalúa permisos y trámites ambientales para definir la viabilidad ambiental de los proyectos, obras o actividades, otorga incentivos tributarios a proyectos que protegen y conservan el medio ambiente y aprueba planes de compensación ambiental e inversiones forzosas de no menos del 1%, entre otros”, explicó Rodrigo Suárez Castaño, director de la ANLA.

La ANLA recibe 300 licencias ambientales en el año, 15.000 solicitudes en trámites, para los expertos, desde hace varios años este alto volumen de solicitudes, sumado a las restricciones de personal especializado, vienen generando preocupantes demoras en los procesos de licenciamiento.

De esta manera, de la Dirección General dependerán las oficinas de Control Interno, Control Disciplinario Interno, la Oficina de Tecnologías de la Información, la Oficina Asesora Jurídica y la Oficina Asesora de Planeación, de las cuales las tres primeras son nuevas.

“Los principales cambios consisten en la creación de una subdirección orientada a temas de participación ciudadana y los demás grupos de interés, y la separación de los temas de evaluación y seguimiento de licencias ambientales, para consolidar una Autoridad más cercana a los ciudadanos, con mayor presencia en los territorios, eficaz y oportuna que continúe estando el 100% de los proyectos en evaluación cumpliendo con los términos legales. Este conjunto de cambios aporta principalmente a la implementación del Acuerdo de Escazú”, agregó el director de la ANLA.

En la ANLA esperan que con estas mejoras en la estructura se fortalezca el proceso de licenciamiento ambiental, la evaluación de permisos y otros instrumentos de control ambiental, hacer énfasis en el carácter preventivo de la gestión ambiental y el seguimiento al cumplimiento de las autorizaciones ambientales, optimizar los instrumentos técnicos y agilizar los trámites, en especial, los relacionados con la obtención de beneficios tributarios por inversiones ambientales.

ANLA elimina certificación para acceder a beneficios tributarios para energías renovables

ANLA dejará de cobrar 5 certificaciones ambientales

 

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes