Sábado, 26 Septiembre 2020

Además de olores fétidos y aparición de vectores en los barrios vecinos, bogotanos reportaron olores en Puente Aranda y hasta a 27 kilometros en línea recta del relleno.

EWxb afXgAUoSEz

Foto: Twitter @LEOMONROY


La Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos de Bogotá (UAESP) confirmó la emergencia que se registró el martes 28 de abril en horas de la noche, pero aseguró que el deslizamiento “está lejos de tener las proporciones del ocurrido en 1997.

Entre esa entidad, la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) y la Superintendencia de Servicios Públicos, conformaron un equipo técnico “que se encuentra en el lugar verificando y monitoreando la situación constantemente”.

“Lamentamos la difícil situación por la que nuevamente tienen que pasar los vecinos del relleno sanitario y de otros sectores al sur de la ciudad”, expresó la UAESP en un comunicado en el que también hizo hincapié en que, desde febrero, la alcaldesa Claudia López había denunciado ante la Superintendencia de Servicios Públicos las presuntas irregularidades cometidas por el concesionario privado CGR-Doña Juana, que opera el relleno.

“La alcadesa expuso además la necesidad de retomar la operación del relleno por parte del Distrito para darle el manejo serio y responsable que necesita. El lamentable hecho ocurrido sólo confirma esas denuncias”, concluyó la UAESP.

A través de su cuenta de Twitter, la alcaldesa Claudia López calificó la situación como una “injusticia con el sur de la ciudad” y lamentó “el mal manejo que ha hecho el operador privado al relleno sanitario y la extensión irresponsable que le ha venido dando”.

López añadió que los organismos de socorro del Distrito permanecen en la zona, estableciendo las medidas a tomar “para garantizar en primer lugar la vida de los hogares vecinos al relleno”.

En redes sociales, habitantes de zonas ubicadas a hasta 23 kilómetros de distancia de Doña Juana reportaron afectaciones durante toda la noche. Además, circularon imágenes previas a la emergencia, en las que se advierten grietas en los suelos y los fétidos olores.

La UAESP señaló que el deslizamiento ocurrido no afectará la prestación del servicio de aseo y recolección de residuos en la ciudad, los cuales se seguirán prestando con normalidad.

Ante crisis y dispersión institucional Minambiente quita competencia a la CAR sobre el Relleno Doña Juana

Residuos de Doña Juana podrían generar biogás para reemplazar 20% del combustible de Bogotá

Doña Juana: un monumento a la inoperancia

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes