Sábado, 5 Diciembre 2020

Con la nueva normativa del MinVivienda se benefician 23 zoológicos, bioparques, acuarios, aviarios y oceanarios, 21 jardines botánicos y 584 tenedores de fauna.

Archivo fotográfico Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla 9

Foto: Zoológico de Barraquilla

El Decreto 580 de 2020 dictó medidas en materia de los servicios públicos de acueducto, alcantarillado y aseo, en el marco del Estado de Emergencia Económica, Social y Ecológica generada a raíz de la pandemia por el COVID-19 y como consecuencia de ella, la prohibición de ingreso de visitantes a estos lugares.

En efecto, según se lee en la normativa expedida por el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio el pasado 15 de abril, entidades sin ánimo de lucro como zoológicos, acuarios, aviarios, oceanarios, bioparques, jardines botánicos y tenedores de fauna, entre otros, podrán diferir el pago de estos servicios por un plazo de 36 meses, sin que ello genere ningún tipo de interés o costo financiero.

“Estas instituciones podrán pagar el cobro del cargo fijo y del consumo no subsidiado por los consumos causados durante la Emergencia y los 60 días siguientes a esta declaratoria”, informó la oficina de prensa del Ministerio de Ambiente.

Además, el articulado señala que las Corporaciones Autónomas Regionales y de Desarrollo Sostenible son las encargadas de verificar la necesidad del cobro diferido de los servicios públicos a estas entidades sin ánimo de lucro.

 

En cuarentena #NoEstánSolos

Este Decreto, hace parte de la iniciativa #NoEstánSolos que busca durante esta contingencia atender a estos animales con el suministro de alimentos, suplementos y medicamentos, así como elementos como malla y polisombra y el pago del personal que trabaja en estos centros en la cuarentena.

Para hacer frente a estas necesidades, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, con el apoyo de las CAR, Alcaldías y Gobernaciones y otros Ministerios, lanzaron la campaña #NoEstánSolos, buscando aunar esfuerzos de todos los sectores para garantizar la conservación y cuidado de la flora y la fauna del país durante la cuarentena.

A través de esta campaña, se han gestionado recursos económicos y en especie para el Zoológico Santacruz y el Bioparque La Reserva (en Cundinamarca) con aportes de WWF Colombia y Conservación Internacional, el Zoológico de Cali con donación de Asocaña y el Zoológico de Barranquilla con contribuciones de Bavaria.

El trabajo desarrollado por el Gobierno, las CAR, las ONG, las asociaciones ambientalistas y la empresa privada permiten que estos centros sigan atendiendo animales víctimas del tráfico ilegal, el maltrato, la tenencia como mascotas y, además, que por sus características biológicas (alteraciones físicas, comportamentales, de comunicación, entre otras), sanitarias o por pertenecer a especies exóticas (sin distribución geográfica natural en Colombia) no pueden ser liberados.

Ante crisis por coronavirus, varios zoológicos colombianos lanzaron SOS por sus animales

En campaña nacional construyen bebederos y comederos para garantizar alimentación a los animales de la calle durante emergencia sanitaria

0
0
0
s2smodern