Sábado, 28 Marzo 2020

A diferencia de Colombia, igual un pais megadiverso, al llegar a los aeropuertos de Quito y Guayaquil la experiencia del viajero es única, de introduccion a la naturaleza de ese pais, las dos terminales cuentan con vegetación integrada en las áreas de llegada y salida. Incluso en el operador de la terminal de Quito participa Odinsa empresa colombiana, pero allá el gobierno propició esta puesta en escena.

El impacto visual y el encuentro con orquídeas en la zona de inmigración del aeropuerto Internacional Mariscal Sucre puede ser una experiencia única en Quito, en donde al terminar el pasillo de ingreso se puede encontrar una hermosa variedad de orquídeas dando la bienvenida al país, que posee más de 4000 orquídeas de las 25 mil especies existentes en el mundo. Es tal la variedad que existe en el Ecuador, que una de las flores lleva el nombre de su capital, Lycaste Quito Luz de América, una de las diez nuevas orquídeas del Ecuador descubierta en el 2016.

En noviembre pasado el aeropuerto de Quito, Mariscal Sucre, celebró la llegada de su pasajera número 20 millones en los jardines exteriores con fuentes y luces, los árboles plantados en el interior de la zona de comidas hacen del aeropuerto un lugar amigable y de descanso para el pasajero. A través de esta estrategia el Ecuador busca venderse como un “laboratorio del mundo, un paraíso para los científicos”, y en sus pasillos ofrece exposiciones ambientales.

AEROPUERTO GUAYAQUIL 2 CREDITO ECUAVISAFoto: Crédito Ecuavisa

Por su parte, en el terminal nacional del aeropuerto José Joaquín de Olmedo en Guayaquil se ofrece un espectáculo con bromelias y orquídeas, y dos cascadas que caen en un estanque con peces koi de origen japonés. Como una representación de vegetación de un bosque húmedo, un muro de 25 metros de largo y 4 metros de alto, simula la ladera de una montaña con vegetación típica del litoral ecuatoriano.

El aeropuerto que cuenta con 60 mil metros cuadrados, está rodeado de un jardín sumergido en un estanque de peces japoneses y desde ahora ya planea convertirse en un importante parque para la ciudad de Guayaquil, cuando su tiempo de vida estimado en un poco más de diez años termine y se realice su traslado a la zona Daular a las afueras de la ciudad; por el momento los jardines son un elemento para promocionar turísticamente el Ecuador, y el impacto para los viajeros es tal que no pueden evitar tomar fotografías en el lugar.

El aeropuerto hace parte de un esfuerzo del gobierno local por integrar la vegetación de la ciudad a la arquitectura, como sucede con el Malecón a la orilla de rio Guayas que recibe 1,6 millones de personas al mes, debido al interés paisajístico que ha suscitado en los visitantes y que es considerado un modelo a nivel mundial, por haber sido declarado “espacio público saludable” por la Organización Mundial de la Salud.

 

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Editorial

Banner Fijo Superior UniAndes