Sábado, 15 Mayo 2021

El nuevo estudio de la Organización diferencia la perdida de alimentos en la cadena de suministro y aquellos que se desperdician porque no son consumidos. Las cifras son preocupantes.

alimentos faoFoto: FAO

Según el estudio de la Organización de Alimentos y Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) publicó una nueva investigación sobre pérdida y desperdicio de alimentos. Parecen términos parecidos, pero no lo son. Precisamente este nuevo informe lo que hace es diferenciar cada uno de los dos para ser más exactos en conocer las razones de la pérdida de comida a nivel mundial.

La estimación general que proporcionó la FAO en 2011 sugirió que alrededor de 1/3 o 30 por ciento de los alimentos del mundo se perdían o desperdiciaban cada año. Esto puede considerarse una estimación preliminar que generó conciencia sobre el tema.

Para proporcionar más claridad sobre el tema, esa cifra está en proceso de ser reemplazada por dos indicadores SDG separados, el Índice de pérdida de alimentos y el Índice de desperdicio de alimentos. “Estos dos índices nos permitirán medir con mayor precisión la cantidad de alimentos que se pierden en la producción o en la cadena de suministro, o que los consumidores o minoristas desperdician”.

La FAO calcula el Índice de Pérdida de Alimentos y proporciona nuevas estimaciones para parte de la cadena de suministro, desde la postcosecha hasta (pero sin incluir) el comercio minorista. El Índice de desperdicio de alimentos, calculado por el PNUMA, mide el desperdicio de alimentos a nivel minorista y de consumo. Las estimaciones para este índice están por llegar.

“Estas cifras más precisas nos permitirán medir mejor nuestro progreso hacia el Objetivo de Desarrollo Sostenible 12 , que establece el objetivo de reducir a la mitad el desperdicio mundial de alimentos per cápita a nivel minorista y de consumo para 2030, así como reducir las pérdidas de alimentos a lo largo de las cadenas de producción y suministro”, dice la Fao.

De esta forma, las estimaciones iniciales hechas por la FAO para el índice de pérdida de alimentos nos dicen que alrededor 14% de la comida del mundo se pierde desde la post-cosecha hasta antes de llegar al nivel minorista.

Asia Central y Meridional son las regiones con mayor desperdicio llegando al 20%. Latinoamérica está en un rango cercano al 12%, mientras que Europa y Norteamérica desperdician más del 15%. Tubérculos, raíces, frutas y vegetales son las que más se desperdician.

Por otro lado, el desperdicio del consumidor a menudo es causado por una mala compra y planificación de comidas, compras excesivas (influenciadas por porciones demasiado grandes y tamaños de paquetes), confusión sobre las etiquetas (mejor antes y uso por) y mal almacenamiento en el hogar.

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes