Jueves, 13 Diciembre 2018
La decisión se tomó este lunes después de que un equipo especial de la Fiscalía comprobara las precarias condiciones de los desechos del centro médico.
residuossanandres                                                                                                           Foto: Fiscalía

Un juzgado de control de garantías ordenó adoptar urgentes medidas para proteger los derechos a la salud y al medio ambiente de los habitantes de la Isla de San Andrés y Providencia.

El juzgado le da un plazo de 48 hora a la Secretaría de Salud, la Corporación Ambiental y al hospital para que corrijan las graves inconsistencias detectadas luego de que un ciudadano alertar a la Fiscalía sobre el indebido manejo que se le estaba dando a los residuos peligrosos y orgánicos en el hospital Clarence LyndNewball Memorial Hospital.

La propia Fiscalía fue la que solicitó las medidas cautelares durante la audiencia pública de participación ciudadana que se realizó el jueves 8 de noviembre en la Isla. Los funcionarios del ente investigador recibieron 44 denuncias, una de las cuales fue atendida de inmediato por la gravedad y el riesgo que representa para la comunidad y el medio ambiente.

Un ciudadano se acercó a los investigadores y los alertó sobre el indebido manejo que se les estaría dando a los residuos peligrosos y orgánicos en el hospital Clarence Lynd Newball Memorial Hospital, por lo que peritos especializados se desplazaron al lugar y constataron la información.

Según verificaron los expertos ambientales (un químico y un biólogo) el almacenamiento presenta graves deficiencias estructurales y fueron encontradas partes humanas.

Por la gravedad de los hallazgos, la Fiscalía radicó el viernes, ante un juez de control de garantías de la isla, una medida cautelar para que la Secretaría de Servicios Públicos y Medio Ambiente, la Secretaría de Salud Departamental, el gerente del hospital y a la empresa contratista del centro médico, lo mismo que a la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina (Coralina), ejerzan actuaciones inmediatas para proteger la ciudadanía, además de implementar acciones para el tratamiento adecuado de los residuos hospitalarios.

Y es que, en la investigación, incluso se pudo comprobar la presencia de fisuras en los contenedores en los que se transportan los referidos residuos. Además, no se cumplen con las normas para el almacenamiento, pues a pesar de que la norma exige que deben estar a menos de 4 grados, estaban a 40.

decisionjuzgado

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes