Martes, 21 Mayo 2019
Un corregimiento perteneciente al municipio de Dibulla, al sur de la Guajira. Allí  habitan grupos indígenas de la región.

A 90 kilómetros de Riohacha y a 72 de Santa Marta, se esconde un paraíso de aguas cristalinas, arenas blancas en un ecosistema de exuberante vegetación que es hábitat de innumerables aves y sitio especial para el desove de tortugas marinas. 

Durante las décadas de los 80 y 90, el corregimiento fue epicentro de enfrentamientos entre miembros de la fuerza pública y grupos al margen de la ley, lo que impedía que las personas, más allá de los pobladores, estuvieran cerca. Tras el retiro de combatientes a otras zonas, Palomino resurgió hasta convertirse en el principal destino turístico de La Guajira.

“Palomino es un lugar que ha resurgido de las cenizas como el ave fénix. Anteriormente aquí nadie venía porque esto era territorio de los Paramilitares y ellos imponían la ley. Solo quedaban por aquí los habitantes de esta zona y no se podía andar en la calle hasta tarde. Después de que los paramilitares se desmovilizaron cuando llegaron a un acuerdo con el Gobierno, esa gente se retiró de acá y fue cuando los turistas comenzaron a llegar, especialmente los extranjeros. Muchos se quedaron”, expresó Rómulo Canencia, asesor de la Alcaldía de Dibulla y habitante de Palomino.

Y es que la belleza de este lugar se observa a simple vista a medida que los visitantes se aproximan, sea via terrestre o acuática. Palomino posee playas cristalinas que al contacto con los rayos del sol toman una tonalidad azul turquesa, que permite ver peces y otras especies de moluscos nadando de un lado a otro entre los bañistas, además de apreciar claramente las especies de coral que se asientan en el lecho marino a escasos metros de la orilla.

Este hermoso lugar posee arenas blancas en el que propios y visitantes pueden disfrutan de un baño del sol o refugiarse debajo de las sombras que producen las enormes palmeras.

Palominos33                                                                           Foto tomada de www.playamandal.com
 
Desove de tortugas y hábitat de aves y reptiles

Sin embargo, más allá de su valor turístico, Palomino es un destino con un alto potencial natural y ambiental. A mediados del mes de abril, Palomino es epicentro de uno de los espectáculos naturales más sobrecogedores. Cientos de tortugas emergen del mar y se adentran en sus playas para desovar sobre la arena durante la noche y luego desaparecer nuevamente en el océano.

“Son pocas las playas en el mundo que cuentan con el privilegio del desove de tortugas. En la mayoría de los casos las playas hacen parte de las rutas migratorias de las tortugas. Es decir ellas en su recorrido nadan cerca a esta zona y cuando sienten que es el momento simplemente hacen una parada y salen a la arena a desovar, es lo que pasa en el caso de Palomino”, expresó Carlos Batista, investigador de fauna marina de la Universidad de Cartagena.

La llegada de las tortugas se da en las playas que están más hacia el norte. Durante esos días las autoridades locales instalan cercos y vigilancia para evitar que los turistas se acerquen y asusten a las tortugas. De igual forma se impide el uso de luces fuertes o uso de flash para tomar fotografías.

El corregimiento está rodeado por bosques que hacen parte de las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa marta. Estos bosques poseen una exuberante fauna y flora. Allí se pueden encontrar especies de reptiles como serpientes de coral, caimanes, iguanas, además de especies exóticas de aves.

El boom turístico de Palomino sedujo a inversionistas y empresarios. Hoy en el municipio existen más de 40 hoteles, cuya tasa de ocupación permanece por encima del 60% durante todo el año. La mayoría de los hoteles están  construidos con materiales naturales, como troncos de árboles, etc. que son amigables con el medio ambiente.

PlayaPalomino                                                          Foto tomada de www.travelastronaut.com

Resguardos indígenas

Por pertenecer al departamento de la Guajira y por su cercanía con la Sierra Nevada de Santa Marta, en Palomino también se ueden hallar asentamientos indígenas con los cuales los turistas, acompañados por guías expertos en su cultura, pueden visitar e interactuar siempre y cuando se respete su territorio y costumbres. En la zona existen asentamientos de las comunidades Koguis, Arahuacos, Wiwas, Kankuamos, cuyos miembros aún conservan intactos la mayoría de rasgos y conductas de sus antepasados. También existen comunidades de la etnia Wayú.

Planes

Este corregimiento ofrece un sin número de actividades para propios y visitantes. La más común y apetecida, según los locales, es el snorkeling o ‘careteo’ en la que los turistas aprovechan las claras aguas para nadar sobre el arrecife y contemplar sus especies. Esta actividad tiene un costo de 10 mil pesos por persona durante 1 hora y los interesados están todo el tiempo bajo vigilancia de personal local experto en buceo para evitar cualquier emergencia.

De igual forma algunos hoteles ofrecen el servicio de paseo en kayak y motos acuáticas, en el que guiados por un experto, los turistas puedan recorrer  las playas del lugar. De acuerdo a los sitios web de algunos hoteles, el servicio puede oscilar entre 30 y 90 mil pesos y los tiempos entre 30 y 60 minutos.

Asimismo, algunas agencias de turismo local, ofrecen caminatas por el bosque, programas de avistamiento de aves exóticas en la zona y visita a las comunidades indígenas que están asentadas en el lugar. Los paseos por el bosque tienen un valor cercano a los $20 mil pesos por persona.

Palomino 2                                                           Foto tomada de www.trover.com

Como ir hasta Palomino


Una de las claves que ha impulsado el boom turístico en Palomino es la cercanía con otros lugares con alto número de visitantes. El más próximo es Santa Marta, que está ubicado a 70 kilómetros, unos 90 minutos de recorrido. Desde la capital del Magdalena varias empresas de transporte ofrecen servicio de buses y vans climatizadas hasta el lugar por un precio de $40 mil por persona.

También desde Santa Marta se puede llegar por lancha, aunque el recorrido se extienda 1 hora y media más y sea más costoso, ya que puede alcanzar los $80 mil.Desde la capital guajira, Riohacha, hay 1 hora de distancia.

Desde esta ciudad también  se ofrecen viajes diarios vía terrestre. Desde algunos municipios de La Guajira y del norte del Magdalena se puede llegar a Palomino a través de los ríos anchos y el Palomino cuyo cauce desciende de la Sierra Nevada de Santa Marta. Aunque esta opción es más empleada por habitantes de la zona que por turistas.

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes