Martes, 27 Febrero 2024

La Serranía de Manacacías es proclamada como el más reciente Parque Nacional Natural de Colombia, siendo incluida como el área protegida número 61.

ManacaciasPNN 600 1/Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible/

Esta nueva área protegida, ubicada en San Martin, Departamento del Meta, cuenta con más de 68.000 hectáreas. Se convierte en el octavo parque de la Orinoquía colombiana, una región con poca representación de ecosistemas en el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SINAP). Además de ser un puente estratégico para la protección de la Amazonía.

El Parque Nacional Natural Serranía de Manacacías ha sido delimitado tras un análisis exhaustivo de factores biofísicos, sociales, económicos y culturales. Este proceso fue posible gracias a la construcción de acuerdos con las comunidades locales y familias con gran arraigo al territorio.

Según la WWF, el nuevo Parque Nacional Natural tiene una gran riqueza ecológica que preservará 12 de los 13 ecosistemas presentes en la región de la Serranía de Manacacías. El territorio alberga bosques, palmares mixtos, pastizales, matorrales y herbazales, con 1093 especies de plantas, todas en un estado óptimo de conservación.

Esto es el resultado del compromiso de las comunidades locales y las familias que han mantenido una estrecha relación con este entorno y han llegado a acuerdos que permitieron su designación como área protegida, la cual ayudará a salvaguardar especies como la danta, el venado cola blanca, la tonina, el jaguar, la tortuga charapa, el caimán llanero, la nutria gigante, el paujil colicastaño, el oso palmero y el ocarro o armadillo gigante.

La ubicación de la Serranía de Manacacías conecta las regiones Andina y Orinoquia, desde la cuenca del río Manacacías, otorgándole un papel fundamental como regulador hídrico tanto a nivel local como regional. La subzona hidrográfica del Manacacías mantiene una conexión directa con ríos andinos del Meta y desempeña un papel hidrológico esencial en la Orinoquia. Esto es de gran importancia en un contexto donde la región ha sido objeto de proyectos agroindustriales y mineros.

Este hecho histórico es una realidad gracias al concepto favorable que emitió la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales y el apoyo de una mesa técnica de expertos. La mesa técnica estuvo compuesta por el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, el Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Colombia, The Nature Conservancy (TNC Colombia), el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF Colombia), Wildlife Conservation Society (WCS Colombia), Cormacarena y la Alianza para la Conservación de la Biodiversidad, el Territorio y la Cultura.

0
0
0
s2smodern