Sábado, 5 Diciembre 2020

Los labriegos denuncian que el reptil ha cazado animales domésticos y de corral.

e51c832d 889f 4069 aff9 b707f8da7245

Foto: Suministrada

Lo que comenzó como un atractivo para los habitantes de la vereda San Juan de La Carretera en el municipio de Cimitarra, Santander, ya se ha convertido en un riesgo latente.

Según denuncian los moradores hace varios días un enorme caimán de aproximadamente tres metros de largo llegó a las aguas del río San Juan, en principio su presencia causó curiosidad y la empatía de los vecinos del río, quienes incluso lo alimentaban con sobrados de comida, pero luego de perder la atención de sus nuevos vecinos el caimán empezó a alimentarse de perros, gatos, gallinas y patos, lo que ha generado un conflicto con la comunidad.

Además quienes habitan en la vereda aducen que ya no pueden bañarse con tranquilidad en el río por el riesgo que correrían por el caimán, por lo que solicitan a la Corporación Autónoma de Santander CAS, que sea capturado y reubicado.

Para los ambientalistas de la zona, el problema radica en que el reptil ha sido cebado y ahora es difícil su migración a otras aguas, por lo que temen sea cazado y asesinado.

Según los biólogos, los caimanes son animales que cuentan con un sistema sensorial en su cabeza que les permite recordar los lugares en los que se puede encontrar alimento a más de 100 kilómetros de distancia, por lo que es complicado que este caimán pueda olvidar dónde le daban el alimento.

En libertad cuatro personas que talaban árboles con retroexcavadora y motosierra sin permiso en Cimitarra

Palmera seca se convirtió en nido de guacamayas en Cimitarra, Santander

 

0
0
0
s2smodern