Miércoles, 22 Mayo 2019
En los departamentos de Risaralda, Valle del Cauca y Cauca es donde el microorganismo Phytophthora cinnamomi ha demostrado mayor agresividad.

                                                                                                                                       
hass2                                                                                                                                     Foto: Cortesía Universidad Nacional de Colombia


 
En condiciones de humedad alta y mal drenaje es donde Phytophthora cinnamomi puede proliferar mejor. 30 fincas están siendo estudiadas por la Universidad Nacional de Colombia y la corporación Agrosavia en los departamentos de Risaralda, Valle del Cauca y Cauca, zonas de Colombia donde se ha demostrado la mayor agresividad de este microorganismo, para detectar la mayor incidencia de la enfermedad y las posibles soluciones para mitigar el impacto.
 
Carol Julieth Marulanda Medina, magíster en Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) sede Palmira, cuya investigación permitió caracterizar e identificar los aislamientos, evidenció que este microorganismo tiene la capacidad de ocasionar, en una semana, el amarillamiento de las hojas y finalmente la pudrición del árbol, generando la pérdida de entre el 30 y el 50 % de los árboles de un cultivo, además de oscurecer las raíces de las plantas de cualquier edad.

“En condiciones de humedad alta y mal drenaje es donde Phytophthora cinnamomi puede proliferar mejor; desde el suelo penetra en las raíces y va subiendo a través de los tejidos vasculares impidiendo la circulación de agua y nutrientes”, explica la magíster.

De acuerdo con el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), en los últimos años este patógeno afectó el 46 % de los árboles de aguacate en los Montes de María, subregión del Caribe colombiano, provocando un enorme impacto en la producción de esta zona.

Para mitigar el impacto de la pudrición radical en los aguacates, muchos productores comienzan por sembrar variedades resistentes, denominadas como “patrones”. Cuando se ha formado parte del tronco, se realiza un corte y es allí donde se injerta la copa de variedades comerciales. El objetivo de este procedimiento es evitar el contacto con el suelo de las variedades comerciales, muchas de las cuales son altamente vulnerables a la enfermedad.

El aguacate Hass es la segunda fruta más exportada del país (la primera es el banano), con ventas que alcanzaron los 53 millones de dólares en 2017, cuando en 2010 esa cifra solo llegó a los 108.000 dólares, según Procolombia.
0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes