Martes, 27 Octubre 2020

La portavoz de la Organización Meteorológica Mundial OMM, Clare Nullis, dijo que es completamente inusual, incluso durante los meses más cálidos del verano.

image1170x530cropped

Foto: News.un.org


Esperanza, una base de investigación argentina en la punta norte de la Antártida, registró en las últimas horas una temperatura de 18,3 grados centígrados, un nuevo récord que bate el anterior de 17,5 grados que databa de marzo de 2015, según ha informado la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Ante esta situación, expertos del organismo internacional formarán un comité especial para verificar si efectivamente se trata de un nuevo récord para el continente helado, para lo cual analizarán todos los datos que logren reunir.

El experto de la OMM sobre Clima y Extremos Climáticos, Randal Cerveny, adelanta que "todo lo que hemos visto hasta ahora indica que probablemente se trata de un récord legítimo, pero por supuesto haremos una evaluación formal".

La OMM ha explicado este viernes que el récord parece estar relacionado en el corto plazo con lo que se denomina foehn, que consiste en un viento tibio que baja de una ladera.

"Es importante verificar este hecho, porque la Antártida es un área de donde no tenemos suficientes observaciones y los registros son muy dispersos. Verificar récords como este nos ayudará a tener una idea más clara de lo que está ocurriendo en el continente", explica Nullis. Sin embargo, lo que se sabe por ahora de la Antártida es preocupante, ya que la región donde se ha observado el récord es la más cercana al extremo sur de Sudamérica y la que más rápido se está calentando en todo el planeta.

"Hablamos mucho del Ártico, pero esta parte específica de la península Antártica se está calentando muy rápido. En los últimos 50 años la temperatura allí ha aumentado casi 3 grados", detalla la portavoz. Por esta razón, el cúmulo de la sábana helada que cubre el continente y que se pierde cada año ha aumentado al menos seis veces entre 1979 y 2017.

Aproximadamente el doble del tamaño de Australia, la Antártida es fría, ventosa y seca. La temperatura media anual varía de aproximadamente menos 10 ° C en la costa antártica a menos 60 ° C en los puntos más altos del interior.

Su inmensa capa de hielo tiene un espesor de hasta 4,8 kilómetros y contiene el 90 por ciento del agua dulce del mundo, suficiente para elevar el nivel del mar en unos 60 metros, si todo se derritiera.

Calentamiento desplaza a crustáceo de la Antártida que sirve de alimento a pingüinos y ballenas

La Antártida está perdiendo hielo tres veces más rápido: 219.000 millones de toneladas por año

El que acabó de pasar fue el enero más caliente de la historia

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes