Lunes, 16 Septiembre 2019
Mientras Estados Unidos presiona a países como Colombia para que retomen las aspersiones, el gobierno de Macron resalta que el herbicida tiene consecuencias en la salud.
emmanuel macron                                                     Presidente de Francia, Emmanuel Macron / Foto: sitel.com.mk

Francia prohibirá el uso del glifosato, que algunos estudios avalados por la OMS consideran cancerígeno, lo cual ya ha generado críticas en distintas organizaciones agrícolas, pues la medida será general.

El portavoz del Gobierno francés, Christophe Castaner, aseguró que antes de que termine el actual mandato del presidente Emmanuel Macron, en 2022, ese herbicida estará prohibido en todos sus usos.

Además, la oficina del primer ministro, Edouard Philippe, recordó en un comunicado que desde principios de año el glifosato está prohibido en los espacios públicos abiertos y que a partir de 2019 se prohibirá también su uso en jardines o cultivos privados.

Anticipándose un poco a la tormenta que se avecinaba, el Gobierno pidió a los Ministerios de Agricultura y de Ecología la elaboración de un plan para dejar de utilizar ese herbicida y sacar provecho de las "alternativas disponibles" para uso en cultivos.

El anunció no tardó más de dos horas en generar reacciones de malestar entre las organizaciones agrícolas, que consideran que Francia no puede actuar al margen de las disposiciones comunitarias. La presidenta de la FNSEA, Chistiane Lambert, principal sindicato agrícola del país, consideró que el país no puede actuar de forma independiente del resto de la Unión Europea y que además debe invertir millones de euros en investigación antes de cerrar la puerta definitivamente al herbicida.

Y es que precisamente el primer ministro aseguró que Francia votará contra la extensión de la autorización del glifosato durante 10 años, un periodo que considera "demasiado largo dadas las incertidumbres" que hay sobre el mismo.

Vale la pena recordar en ese sentido que la Comisión Europea propuso en julio renovar la licencia del glifosato que expira en 2017. La decisión la deben tomar los 28 miembros del bloque, pero como en 2016 no se pusieron de acuerdo, la Comisión propuso excepcionalmente prorrogar la autorización por 18 meses, hasta finales de este año.


Otros aires en Estados Unidos
Mientras países como Francia y organizaciones tan importantes como la OMS se oponen al uso del glifosato, Estados Unidos nada contra la corriente y ha iniciado un proceso de presión para que países productores de coca como Colombia retomen las aspersiones.

Después que Trump amenazara con quitarle la certificación a Colombia, como país comprometido en la lucha contra los cultivos ilícitos, este fin de semana el embajador de ese país, Kevin Withaker, insistió en que las aspersiones aéreas con el herbicida eran “eficientes”.

Desde la academia nacional se han opuesto a ese concepto, incluso la semana pasada la Universidad de los Andes publicó un estudio en el que decía que es más eficiente que el Estado compre los cultivos a que vuelva al uso del glifosato. (Leer más: Es más barato que Gobierno compre hojas de coca a que retome la aspersión con glifosato: Uniandes)


0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes