Lunes, 17 Diciembre 2018
El alcalde de Bogotá confía que en las próximas semanas recibirá la luz verde para comprar predios que se destinen a reserva, pero también a construcción.
peñalosa                                                                                                                                                                 Foto: Bogota.gov.co


Como lo informó Catorce6, el próximo martes 9 de octubre, el Consejo Directivo de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca llevará a cabo una sesión abierta para escuchar los aportes técnicos, ambientales, jurídicos y sociales sobre el polémico proyecto que contempla cambios en la reserva Thomas Van der Hammen, en el norte de Bogotá.  (Leer más: Con sesión informal de participación, CAR inicia estudio de intervención de la Van der Hammen)

Este será el primer paso para la decisión final que será el concepto de la CAR sobre el proceso de “realinderación, recategorización y sustracción de la reserva”. A propósito, el alcalde Enrique Peñalosa se mostró muy confiado en que esa entidad le va a dar vía libre para la modificación que piensa hacer en ese sector del norte de Bogotá.

“Estamos convencidos de que es lo mejor para el medio ambiente y que esto será aprobado en las próximas semanas por la junta directiva de la CAR”, dijo el alcalde.

Pero más allá del optimismo, el alcalde defendió su proyecto y dijo que es mentira que hoy exista una reserva porque la Van der Hammen es un “potrero con vacas y canchas de fútbol”, en donde además asegura que no hay una sola gota de quebradas ni de aguas subterránea, por lo que para él, es una reserva que hoy solo existe en el papel.

“No hay reserva. De las 1.400 hectáreas hay solo como unas 15 hectáreas con árboles. Es como cualquier potrero con vacas, con cultivos de papa, canchas de fútbol. Fuera de eso son terrenos privados entonces la gente no puede entrar”.

Según Peñalosa, su objetivo es comprar hectáreas para hacer un bosque, por un lado, y para urbanizar por otro lado. “De las 630 hectáreas que hay que comprar, nosotros volveríamos públicas el 80% y, adicionalmente, compraríamos unas 1.100 hectáreas adicionales que tengan mejor conectividad entre el cerro y el río”, dijo en diferentes entrevistas radiales.

En concreto anunció que en la parte que no hay reserva, edificará viviendas, oficinas y obras viales como la extensión de la Avenida Boyacá o la Ciudad de Cali. En Bogotá, en los próximos 40 años será necesario construir 2.7 millones de viviendas adicionales a las 2.6 millones que hay hoy”.

Cuestionado sobre el agua de la reserva dijo que no hay ni una sola quebrada y que no hay del líquido. “Hoy no hay riqueza acuífera ni hay nada, hay aguas subterráneas como en cualquier lado, no hay fauna, no hay nada distinto de lo que hay en el resto de la Sabana”, dijo en Blu.

Por supuesto, desde la política y el sector ambientalista le llovieron críticas al alcalde, no solo por su proyecto, que no es nuevo, sino por estas declaraciones donde asegura que la reserva son solo potreros.
La Alcaldía ha venido respondiendo a esa crítica a través de videos pedagógicos en los que explica la propuesta de intervención.
0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes