Lunes, 22 Octubre 2018
La Procuraduría llamó a juicio disciplinario a Nestor Franco por una “falta gravísima” en la PTAR Chía II. El funcionario se defiende mostrando la ejecución en la obra del Salitre y anuncia que desvirtuará las acusaciones.
carrillofranco 1 ok                     Nestor Franco, director de la Car y Fernando Carrillo, procurador general. / Foto: Procuraduría

En menos de dos meses, la Procuraduría General avanzó notablemente en la investigación contra la CAR Cundinamarca y su director, Nestor Franco, por las obras de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Chía, que se conoce más comúnmente como PTAR Chía II. El 23 de julio de este año, el Ministerio Público abrió la indagación y para antes del 20 de septiembre tuvo lista la llamada a juicio disciplinario contra Franco.

La Procuraduría calificó provisionalmente la falta a título de culpa gravísima. Según la entidad, Franco incurrió en presuntas irregularidades en la celebración de un convenio con la Empresa de Servicios Públicos de Chía (Emserchía) y el municipio de Chía por más de $33.000 millones.

El órgano de control formuló un cargo al funcionario porque, en su condición de director encargado de la corporación, habría transgredido los principios de planeación y responsabilidad de la contratación estatal al suscribir el 24 de junio de 2015, el convenio interadministrativo No. 1267 de 2015, cuyo objeto era construir esa planta.

La Procuraduría reprocha a Franco González, que el objeto del convenio no se encontraba en condiciones de ser ejecutado, por cuanto los estudios y diseños no eran suficientes, actualizados y completos.

Por supuesto, el director de la CAR desmintió a la Procuraduría en un escueto comunicado en el que dice que va a desvirtuar todas las acusaciones y que el convenio interadministrativo "se hizo bajo el marco jurídico previsto en las leyes vigentes y con pleno acatamiento a las mismas, además de hacerse en cumplimiento de orden judicial dada". Franco dice que el avance de la obra es satisfactorio.

Mientras ese proceso se da en la Procuraduría, Franco se ha dedicado a mostrar los avances del PTAR Salitre II que, al parecer, van ajustados a los tiempos del cronograma e, incluso, anticipados. Solo unos días después del pronunciamiento del Ministerio Público, la Corporación anunció que por primera vez invitarían a los líderes sociales del sector del PTAR para que evalúen la obra.

El viernes anterior, Franco hizo un recorrido con el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, en el cual anunció que la obra va tres meses adelantada al cronograma y que en 2020 comenzará a tratar las aguas residuales desde la calle 220 hasta la calle 26 en Bogotá, pasando de tratar 4 metros cúbicos por segundo de agua residual, a 7 metros cúbicos por segundo en la segunda fase de ampliación y optimización.

”En Colombia no es usual que una obra avance acorde al cronograma. Hoy ese gusto nos lo podemos dar nosotros con el importante avance de ésta”, dijo Franco.

Por el ritmo que ha mostrado la Procuraduría, es probable que en pocos meses haya una decisión de fondo sobre la responsabilidad de Franco en la Planta de Chía, por lo que el funcionario seguramente seguirá intentando mostrar efectividad en la otra planta que no ha tenido investigaciones de los organismos de control en su parte de construcción.

CAR Cundinamarca suspende en flagrancia actividades a la empresa Roca y Agregados de Carupa, antigua mina El Triángulo.

La dura respuesta de las Corporaciones Autónomas al informe de la Contraloría
0
0
0
s2sdefault

Banner Fijo Superior UniAndes