Sábado, 16 Enero 2021

Según Reporteros sin Fronteras, en 2020 sólo Costa Rica y Uruguay han mejorado o mantenido su posición. La mayoría de países de A. Latina, ha descendido en la clasificación.

Libertad PrensaFuente Statista

La organización Reporteros sin Fronteras ha publicado esta semana una nueva edición del Índice Mundial de la Libertad de Prensa. Según el informe de Reporteros sin Fronteras, la situación del periodismo ha sufrido un deterioro generalizado, particularmente en América Latina. En 2020, la mayoría de los países de la región, incluyendo a Brasil y México, ha descendido posiciones en dicha clasificación. De ellos, solo Costa Rica y Uruguay han mejorado o mantenido su posición con respecto al año pasado (Costa Rica logrando el séptimo puesto y Uruguay reteniendo el décimo noveno a nivel mundial)..

Según el informe, las protestas masivas contra los gobiernos en gran parte de Latinoamérica a finales de 2019 han alimentado la represión gubernamental a la prensa de los países más afectados y, con ello, el temor de los periodistas a ejercer libremente su profesión. Además, se espera que esta desmejora regional se acentúe en el contexto de la pandemia del coronavirus, que en muchas latitudes ha sido caldo de cultivo de desinformación y la divulgación de fake news, afirma el análisis de Statista.

A nivel global, el informe de Reporteros Sin Fronteras revela que el número de países considerados seguros para los periodistas ha disminuido en 2020. De los 180 países y territorios analizados, solo el 8% fue clasificado como ‘bueno’, una disminución de casi 16 puntos porcentuales respecto a 2019, momento en el que este porcentaje era del 24%.

press freedom ranking 2020Fuente VisualCapitalist

El análisis de VisualCapitalist al respecto, menciona que si bien estas fuerzas negativas a menudo se presentan en forma de censura e intimidación y que el periodismo puede ser una profesión arriesgada en algunos de los países más restrictivos. Un ejemplo es México, donde casi 60 periodistas fueron asesinados como resultado directo de sus informes durante la última década.

No obstante, menciona que las buenas noticias son que el número de periodistas asesinados el año pasado fue el más bajo desde que comenzó el informe en 2002. Aún mejor, los puntajes de libertad de prensa aumentaron en todo el mundo en el informe 2020.

El ranking de los diez primeros:

Ranking libertad d eprensa

 

Según el artículo de VisualCapitalist, la situación para algunos países llama la atención:

Noruega: los países nórdicos han encabezado el Índice de Libertad de Prensa desde su inicio, y Noruega (# 1) en particular es un ejemplo para el mundo. A pesar de un entorno de medios muy libre, el gobierno recientemente ordenó a una comisión que realizara una revisión exhaustiva de las condiciones para la libertad de expresión. Los miembros considerarán medidas para promover la participación más amplia posible en el debate público, y medios para impedir la difusión de noticias falsas y discursos de odio.

Malasia: un nuevo gobierno marcó el comienzo de una era menos restrictiva en Malasia en 2018. Los periodistas y los medios de comunicación que habían sido incluidos en la lista negra pudieron reanudar el trabajo y las leyes de noticias falsas que se consideraron problemáticas fueron derogadas. Como resultado, el puntaje del índice de Malasia ha mejorado en 15 puntos en los últimos dos años. Esto está en marcado contraste con el vecino, Singapur, que ocupa el puesto 158 de 180 países.

Etiopía: cuando Abiy Ahmed Ali tomó el poder en el segundo país más poblado de África en 2018, su gobierno restauró el acceso a más de 200 sitios web y blogs de noticias que habían sido bloqueados previamente. Asimismo, muchos periodistas y blogueros detenidos fueron liberados cuando el escalofrío sobre el entorno de medios altamente restrictivos del país comenzó a descongelarse. Como resultado, Etiopía (# 99) subió once lugares en el Índice de Libertad de Prensa en 2020.

Medio Oriente: aunque la situación en esta región ha comenzado a estabilizarse, las restricciones aún permanecen, incluso en países relativamente seguros y estables. Tanto Arabia Saudita (# 170) como Egipto (# 166) han encarcelado a varios periodistas en los últimos años, y el primero todavía está lidiando con las consecuencias de reputación del asesinato del disidente saudita y el columnista del Washington Post, Jamal Khashoggi.

China: Ubicado cerca del final de la lista está China (# 176). Actualmente, más de 100 periodistas y blogueros están detenidos debido a que el país mantiene un fuerte control sobre la prensa, particularmente cuando COVID-19 comenzó a extenderse. A principios de este año, el gobierno chino también expulsó a más de una docena de periodistas que representan publicaciones estadounidenses.

0
0
0
s2smodern

Editorial

Banner Fijo Superior UniAndes