Jueves, 4 Marzo 2021

En las últimas cuatros semanas se han perdido más de 22 millones de empleos en los Estados Unidos.

cotw COVID jobless claims historic

 

Según las fuentes consultadas por VisualCapitalist, los episodios de recesiones son una parte regular del ciclo económico y, cuando ocurren, la mayoría de las empresas hacen todo lo posible para superar las dificultades. Esto explica la pérdida de empleos, ya que a medida que pasa el tiempo, gradualmente se debe reducir el gasto, hacer recortes presupuestarios y, lamentablemente, los trabajadores deben ser enviados a casa.

Este proceso económico normalmente toma meses, o incluso años, para reponerse, aclaran.

Sin embargo, según las cifras del artículo la pandemia de COVID-19 ha creado una situación que es incomparable a cualquier recesión previa. En lugar de una transición económica gradual hacia perspectivas de crecimiento más lentas, las operaciones comerciales se detuvieron repentinamente sin una ventana clara para reponerse.

El Gran Bloqueo como es llamada esta crisis (Great Lockdown en inglés) de la economía no ha tenido precedentes, tanto en términos de la velocidad del cierre como de su impacto en los empleos.

El número de solicitudes iniciales de desempleo en los EE. UU., ya supera los 22 millones en las últimas cuatro semanas:

 

Cuadro ranking trabajo

 

Este número es 10 veces mayor que muchas de las peores pérdidas de trabajo de cuatro semanas registradas, por lo que las comparaciones históricas no se acercan.

Comparasión en el tiempo
El artículo analiza lo que sucedió con los números de trabajo en recesiones anteriores:

Estaflación y choques de petróleo (1973-75)
Esta recesión puso fin a la expansión económica mundial posterior a la Segunda Guerra Mundial y se caracterizó por el embargo de petróleo de 1973, las secuelas del Choque de Nixon y el colapso del sistema de finanzas internacionales de Bretton Woods. El desempleo y la inflación fueron altos (estanflación), y la tasa de desempleo en los Estados Unidos alcanzó el 9.0% en mayo de 1975.


La recesión de doble inmersión (1980, 1981-1982)
Esta recesión "en forma de W" vio una contracción económica por primera vez en 1980, solo para regresar nuevamente en 1981. Esto correspondió con la Revolución iraní, así como con la política agresiva del presidente de la Fed, Paul Volcker, para controlar la inflación con altas tasas de interés. El desempleo alcanzó su punto máximo en 10.8% en 1982, la tasa más alta observada desde la Gran Depresión.


La gran recesión (2009)
La recesión más reciente en la memoria alcanzó su punto máximo con un 10.0% de desempleo en octubre de 2009. Tomó hasta 2016 para que el desempleo volviera a los niveles anteriores a la recesión.


Finalmente, el análisis señala que durante la Gran Depresión (1929-1933), el desempleo alcanzó un máximo histórico del 24,9%. Para llegar a un equivalente comparable en los tiempos modernos, se necesitarían 41 millones de estadounidenses sin trabajo de forma permanente.

Los autores mencionan un espacio para el optimismo ya que muchas de las recesiones antes mencionadas tomaron meses o años para culminar, con la pérdida máxima de empleos al final de cada recesión.

La crisis actual, ahora llamada "El Gran Cierre" o "gran bloqueo" (Great Lockdown en inglés), hizo que muchas empresas cerraran puertas repentinamente y en contra de su voluntad.

También correspondía con cierres inesperados de las fronteras nacionales y la interrupción de la actividad comercial regular en todo el mundo.

Cuando se reanude la actividad económica normal, se verá cuánto daño es temporal, concluye.

0
0
0
s2smodern

Editorial

Banner Fijo Superior UniAndes