Miércoles, 23 Mayo 2018

Banner CEID 728x90px

Amplios sectores de la academia y la política habían criticado los términos del proceso licitatorio. María Consuelo Araujo, gerente del sistema dice que es muy difícil que un proponente con tecnologías viejas se quede con el contrato.
transmilenio                   Foto: Captura Youtube

El alcalde Enrique Peñalosa anunció un incremento sustancial, de hasta 400 puntos, para los oferentes que propongan y escojan vehículos con motores de tecnología Euro VI o superior, en el proceso de licitación que adelanta TransMilenio para la compra de cerca de 1.400 buses que permitirán renovar la flota de las Fases I y II.

Sin embargo, hay que aclarar que se tratan de dos contratos diferentes porque uno es para flota de buses y otra para operación. Es decir que en realidad el puntaje aumenta a 200 en cada uno de los contratos, sobre 1.000 posibles. O lo que es lo mismo, 400 puntos sobre 2.000 puntos posibles si se adjudican los dos a la misma empresa.

“Se había incluido 50 puntos para la tecnología euro 6. Estamos convencidos que iba a haber un buen porcentaje de buses con emisión euro 6. Escuchamos al Procurador, académicos y ciudadanos, por eso aumentamos los puntos de tecnologías limpias a 400 puntos para quienes ofrezcan buses eléctricos o a gas”, dijo el alcalde Enrique Peñalosa.

Durante la etapa de prepliegos, que se cumplió entre el 7 de marzo y el 13 de abril, se escucharon las inquietudes del mercado y teniendo en cuenta que no existen restricciones sobre el abastecimiento de los diferentes energéticos, se tomó la decisión de reforzar el puntaje.

“Fase I y II de TransMilenio no es solo un remplazo de buses, es realmente volver a pensar el sistema y mejorarlo muchísimo. Tan solo en el tema de capacidad de buses estamos aumentando en 60 por ciento la cantidad de espacio. También en el tema de estaciones hay un trabajo de ampliar 49, es un trabajo muy fuerte para volver a darle al sistema una capacidad y una calidad”, indicó el Secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo.

Catorce6 informó sobre las criticas que habían surgido a la licitación desde todos los espectros políticos de la Cámara y el Concejo, de los sectores de la academia, exministros de ambiente y hasta de la propia Procuraduría. Incluso la gerente de Transmilenio, María Consuelo Araujo, reconoció que recibió más de 1.600 observaciones de la ciudadanía.

Araujo explicó por qué no se limitó la licitación solo para llegada de vehículos eléctricos. “Dar un mínimo nos pondría en riesgo de direccionar a un solo proveedor y doy el ejemplo de los eléctricos. En el estudio de mercado que hicimos solo existe un proveedor de flota eléctrica. Si decimos que un número mínimo de flota viene eléctrica estaríamos prácticamente direccionando el contrato a una sola empresa.”

Al respecto dijo que se trata de un proveedor chino llamado BYD, la empresa más grande del mundo que además es la única que tiene buses con piso alto y por ello exigir un mínimo de eléctricos llevaría a que solo esa empresa cumpla los requisitos. Un direccionamiento que a futuro traería problemas legales.

Transmilenio también confirmó que la nueva licitación viene con la exigencia de las sillas a los lados, en los buses, para cumplir con la meta de que 7 personas quepan en un metro cuadrado.


0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Banner Fijo Superior UniAndes