Miércoles, 12 Diciembre 2018

Al menos 300 mil toneladas de tallo de arroz o ceniza de tamo se reutilizarán para la fabricación y optimización del cemento y el concreto. Se trata de un desarrollo científico de la Universidad del Valle que permite aprovechar los desechos del cultivo y reducir el impacto negativo al ecosistema, así como ahorrar costos de importación de materia prima. 

Los investigadores del Grupo de Materiales Compuestos de la Universidad del Valle descubrieron que los residuos agrícolas generados por las productoras de arroz contenían puzolana, un compuesto que se caracteriza por sus bajos valores de absorción de agua, ideal para el gres porcelánico. En Colombia, la puzolana es materia prima del porcelanato y es muy usada en las construcciones modernas como pavimentos, recubrimientos de pared, pisos y fachadas ventiladas.

Los beneficios de esta invención, que ya está patentada por la Superintendencia de Industria y Comercio, son ambientales y económicos: por un lado, se aprovechan mejor 500 mil hectáreas de arroz por año que se cultivan en el país y, por el otro, se reemplaza una materia prima que se importa a costos elevados.

Este descubrimiento contó con el apoyo de Colciencias y la Universidad Jaime I de Castellón de la Plana (España) y tendrá efectos por 20 años en los países miembros de la Comunidad Andina, como lo son Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.

 

silica arroz 2
Cada año, en el mundo se producen 800 millones de toneladas de tamo de

arroz y 80 millones de ceniza de tallo. / Imagen tomada de Petroquimex.com

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes