Sábado, 26 Septiembre 2020

Según reporte del Sistema de Información de la Vigilancia de la Calidad del Agua para Consumo Humano del Instituto Nacional de Salud. Lo revelado muestra indicadores que van desde el mercurio hasta el zinc.

fuentehidricaunal

Foto: Agencia de Noticias UN

Antioquia, Boyacá, Cauca, Risaralda y Valle del Cauca comparten los primeros lugares en exposición de metales tóxicos en el agua en nuestro país, que van desde 0,000003 mg/kg/día para el mercurio, hasta 54,3 mg/kg/día para el zinc.

De acuerdo con el investigador Iván Rodrigo Astros, magíster en Toxicología de la Universidad Nacional de Colombia, los resultados reflejan que la exposición guarda una relación inversamente proporcional con el peso corporal y directamente proporcional con el consumo de agua.

Por ejemplo, en Antioquia estos altos niveles se deben a los procesos de industrialización u otras fuentes antrópicas (como minería ilegal) que pueden aumentar la concentración de metales. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), estos han sido determinantes en el 80 % de las enfermedades que padecen los seres humanos.

En el caso del arsénico, en Antioquia, Risaralda y Valle del Cauca los valores coinciden con concentraciones en sedimento superiores a 2 mg/kg, lo cual implica una fuente natural muy importante de este metal, que se refleja en casos específicos como su detección en el municipio de Santa Rosa de Cabal desde 2016.

“Sumado a lo anterior también están los ya conocidos problemas de minería ilegal de oro que se presentan en estos departamentos, y cuyos impactos ambientales también tendrán efectos sobre la salud de las poblaciones que tienen como fuentes hídricas los ríos o quebradas afectados”, comenta el magíster.

Los metales pueden estar presentes en parte por fuentes naturales, como el manganeso, cuyos valores altos en agua pueden ser consecuentes de altos valores en los sedimentos, por ejemplo, en Bogotá, Caquetá y Sucre.

De igual forma ocurre para el hierro, cuyos valores de riesgo alto coinciden con los departamentos que tienen valores superiores a 2 mg/kg de sedimento.

niñosagua

Foto: Agencia de Noticias UN

Para llegar a estos resultados, el investigador Astros propuso un sistema de alertas tempranas, a partir de la aplicación del método Montecarlo, que permitió evaluar en tiempo real los datos de vigilancia recopilados para determinar si el valor de exposición a lo largo del tiempo puede generar o no un efecto en la salud de los pobladores.

“Este modelo matemático se ha utilizado ampliamente en temas económicos y de ingeniería, pero ha sido poco explorado en los asuntos de salud. El método realiza un análisis estadístico de la información que nos permite tener un criterio cuantitativo, para poder definir el riesgo”, explica el magíster.

Para aplicar el método se utilizaron los datos del Sivicap, el cual indica las concentraciones de los metales o de las sustancias químicas en el agua recopilados por las diferentes entidades de vigilancia; las medidas antropométricas de peso corporal de los niños, jóvenes y adultos del país, y finalmente el valor de consumo de agua, extrapolado de estudios realizados en Brasil, único país en Latinoamérica que tiene esta información detallada.

Metales, solventes y fertilizantes que ingresan a ecosistemas costeros ocasionan 400 zonas muertas en océanos

Estudio demuestra los niveles de metales pesados en alimentos para niños y bebés

 

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes