Martes, 17 Septiembre 2019

En un extenso informe, la Universidad de Newcastle y WWF encontraron que de los consumibles estudiados, el agua, los mariscos, la cerveza y la sal tienen los niveles de plástico más altos registrados.

microplasticoImágen de referencia microplástico. / Foto: chiledesarrollosustentable.cl

El estudio lanzado hace unos días encuentra que, en promedio, las personas podrían ingerir aproximadamente 5 gramos de plástico cada semana, que es el peso equivalente de una tarjeta de crédito.

El análisis se llama ‘No Plastic in Nature: Evaluación de la ingestión de plásticos de Nature to People’, es un estudio encargado por WWF y realizado por la Universidad de Newcastle, Australia, y sugiere que las personas consumen aproximadamente 2.000 piezas pequeñas de plástico cada semana. Eso es aproximadamente 21 gramos al mes, poco más de 250 gramos al año. Es decir que los seres humanos podríamos estar ingiriendo un kilo de plástico cada cuatro años.

La Universidad de Newcastle aseguró en un resumen que es la primera en combinar datos de más de 50 estudios sobre la ingesta de microplásticos por personas. Los resultados son un paso importante hacia la comprensión del impacto de la contaminación plástica en los seres humanos.

“Estos hallazgos deben servir como una llamada de atención a los gobiernos. Los plásticos no solo contaminan nuestros océanos y vías fluviales y matan la vida marina, está en todos nosotros y no podemos escapar al consumo de plásticos. La acción global es urgente y esencial para enfrentar esta crisis ", dijo Marco Lambertini, Director General Internacional de WWF

Otro dato revelador y muy preocupantes es que la fuente más grande de ingestión de plástico es a través del agua, tanto embotellada como en grifo, en todo el mundo. Las grandes variaciones regionales se reflejan nuevamente, con el doble de plástico que se encuentra en los Estados Unidos o la India que en el agua europea o indonesia. De los consumibles estudiados, aquellos con los niveles de plástico más altos registrados son los mariscos, la cerveza y la sal. Los hallazgos del informe demuestran que el problema de la contaminación plástica es universal y afecta directamente a las personas. Las fugas de plástico en nuestro medio ambiente y cadena alimentaria se han encontrado hasta ahora con una respuesta global inadecuada por parte de los gobiernos.

La ingestión es solo un aspecto de una crisis de plásticos mucho más amplia. La contaminación plástica es una gran amenaza para la vida silvestre, no solo a través de la ingesta de microplásticos sino a través del enredo y la destrucción del hábitat y tiene consecuencias económicas perjudiciales, ya que el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) estima que su impacto en la economía del océano es de 8 mil millones de dólares.

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes