Lunes, 17 Junio 2019

El estudio liderado por la Universidad de Minnesota analizó además el número de calorías que se pueden dejar de suministrar por cuenta del calentamiento. América sale bien librada.

pixabayarrozFoto: pixabay.com

Los 10 principales cultivos del mundo (cebada, mandioca, maíz, palma de aceite, colza, arroz, sorgo, soja, caña de azúcar y trigo) suministran un 83 por ciento de todas las calorías producidas en las tierras fértiles y productivas en el mundo.

Un comunicado de la Universidad de Minnesota advierte que hasta el momento se habían hecho varios calculos del impacto de las condiciones climáticas extremas en los rendimientos a futuro. Ahora, esta una nueva investigación, muestra que el cambio climático ya empezó a afectar la producción de estas fuentes de energía, con algunos efectos especiales en países de Africa, Europa y Oceanía.

El estudio dirigido por la Universidad de Minnesota, realizado con investigadores de la Universidad de Oxford y la Universidad de Copenhague, utilizó el clima e informó datos de cultivos para evaluar el impacto potencial del cambio climático observado.

Los investigadores encontraron, por ejemplo, que el clima causa una variación significativa en el rendimiento en los 10 principales cultivos del mundo, que van desde una disminución del 13,4 por ciento para la palma de aceite hasta un aumento del 3,5 por ciento para la soja, y resulta en una reducción promedio de aproximadamente el uno por ciento de calorías consumibles de estos 10 cultivos principales.

“Los impactos del cambio climático en la producción mundial de alimentos son en su mayoría negativos en Europa, África del Sur y Australia, generalmente positivos en América Latina y mixtos en Asia, América del Norte y Central”, dice la investigación.

"Hay ganadores y perdedores, y algunos países que ya tienen peor situación alimentaria", dice el autor principal, Deepak Ray, del Instituto de Medio Ambiente de la Universidad de Minnesota, cuyas bases de datos de estadísticas globales de cultivos de alta resolución también se han utilizado para ayudar a identificar cómo la producción global de cultivos cambia con el tiempo. Estos hallazgos indican qué áreas geográficas y cultivos están en mayor riesgo, lo que los hace relevantes para aquellos que trabajan para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU para acabar con el hambre y limitar los efectos del cambio climático.

“Este es un sistema muy complejo, por lo que un componente cuidadoso de modelado estadístico y de ciencia de datos es crucial para entender las dependencias y los efectos en cascada de cambios pequeños o grandes", dice el coautor Snigdhansu Chatterjee de la Escuela de Estadística de la Universidad de Minnesota.

América Latina, bien librada


En América del Norte y del Sur, el patrón muestra beneficios para los rendimientos de los cultivos derivados del cambio climático, especialmente en cultivos comerciales como el maíz, la palma de aceite, la soja y la caña de azúcar.

En general, los rendimientos de la cebada, el arroz y el trigo de los Estados Unidos se redujeron, mientras que los rendimientos del maíz, el sorgo, la soja y la caña de azúcar aumentaron. En algunos países, como Canadá, Panamá, Honduras y Belice, las calorías de los alimentos consumibles disminuyeron, mientras que en Guatemala el cambio fue insignificante.

El cambio climático reciente aumentó las calorías consumibles totales en los Estados Unidos y México. En República Dominicana, Ecuador, Bolivia, Uruguay y Venezuela se han producido importantes pérdidas en calorías de alimentos consumibles, mientras que en Brasil, Argentina, Paraguay y Cuba, las calorías de los alimentos consumibles aumentaron en general.

 

 

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes