Viernes, 14 Diciembre 2018
Un estudio publicado en la prestigiosa revista científica PNAS reveló que el herbicida las priva de una bacteria que las protege de infecciones.

abejas 600 flickrFoto: Tjflex2/ Flickr

Científicos de la Universidad de Texas en Austin realizaron un estudio, cuyos resultados demuestran que el glifosato podría contribuir a la disminución de la población de abejas en el mundo, una problemática denunciada constantemente en los últimos años.

El herbicida afecta negativamente unas bacterias que viven en este insecto y están involucradas en el procesamiento de los alimentos y la defensa de agentes patógenos. Cuando estas bacterias disminuyen, dejan de proteger a las abejas contra otras dañinas, lo que aumenta sus probabilidades de morir.

En el experimento realizado por los científicos, en un ambiente controlado, un grupo de abejas fue expuesto al glifosato en los niveles que se dan en los campos de cultivo frente a otro que no. Los resultados arrojaron que aproximadamente la mitad de las abejas con sus bacterias saludables seguían vivas una semana después de la exposición al químico, mientras que solo una décima parte de las abejas con microbiomas alterados por la exposición al glifosato todavía estaban vivas.

Los científicos publicaron que, al entender cómo el glifosato impacta estas bacterias y la salud de las abejas, se puede dilucidar el posible rol de este químico en el declive de las colonias de estos insectos. (Ver más: Se salvó el proyecto de ley que busca proteger a las amenazadas abejas colombianas).

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes