Domingo, 22 Julio 2018
De esta forma se abre un nuevo capítulo sobre vida extraterrestre en el planeta que es vecino de la Tierra.
venus 1 ok
Imagen compuesta del planeta Venus vista por la sonda japonesa Akatsuki. / Foto: Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón

La temperatura de la superficie de Venus es de 465 ºC, aproximadamente; y la presión atmosférica a nivel del mar es 92 veces más de lo que es en la Tierra. No hay mares ahí. Sin embargo un nuevo estudio de la revista Astrobiology ha encontrado las primeras formas de vida en ese planeta.

En términos sencillos, los expertos de la Universidad de Wisconsin se basaron en la teoría de posibles seres vivos en ese planeta hace más de 2.000 millones de años. Ahora sugieren que los microorganismos que habitaban sobre la superficie en aquel entonces pudieron subir a las nubes cuando empeoraron las condiciones.

Los investigadores creen que los microbios podrían haber subido al evaporarse el agua de la superficie de Venus, y como ejemplo de esa posibilidad esgrimen el descubrimiento de bacterias en la atmósfera terrestre, a una altitud de 41 kilómetros.

El estudio, conocido por Catorce6, explica que en la Tierra los microorganismos terrestres -en su mayoría bacterias- pueden ser arrastrados a la atmósfera, donde los científicos los han visto con vida a altitudes tan altas como 41 kilómetros (25 millas) usando globos especialmente equipados, según el coautor del estudio David J. Smith del Centro de Investigación Ames de la NASA.

"En la Tierra, sabemos que la vida puede prosperar en condiciones muy ácidas, puede alimentarse de dióxido de carbono y producir ácido sulfúrico", dice Rakesh Mogul, profesor de química biológica en la Universidad Politécnica del Estado de California, Pomona, y coautor.

Los expertos tienen la esperanza de que "Venus podría ser un nuevo capítulo emocionante en la exploración de astrobiología". Dicho capítulo se pueda abrir ya que hay discusiones en curso sobre la posible participación de la NASA en la misión Roscosmos Venera-D de Rusia, ahora programada para fines de los años 2020. Los planes actuales para Venera-D podrían incluir un orbitador, un módulo de aterrizaje y una estación de superficie contribuida por la NASA y una plataforma aérea maniobrable.
0
0
0
s2sdefault

Banner Fijo Superior UniAndes