Domingo, 22 Octubre 2017
Banner Fijo Superior
Así lo comprueba un estudio que ha servido para comprender mejor la dinámica de los bosques tropicales.

Un equipo internacional de investigadores ha determinado que los bosques con más biodiversidad son los que mejor resisten el estrés hídrico causado por las sequías, uno de los principales efectos del cambio climático.

El estudio publicado en la revista Nature Ecology & Evolution, ha sido elaborado por científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en colaboración con científicos del Danum Valley Field Centre y el Forest Research Centre (Malasia), así como de la Universidad de Oxford. Y tenía como objetivo del estudio era alterar la cantidad de lluvia y variar la diversidad de las plántulas para probar la relación entre diversidad y sequía.

Para el estudio, los científicos utilizaron plantas de árboles tropicales de las selvas de Borneo (Malasia) en su fase inicial de crecimiento, denominadas plántulas. Insertaron dichas plántulas en cultivos variados y en monocultivos y las cubrieron con láminas de plástico para aislarlas de la lluvia y simular episodios de sequía similares a los que provoca el fenómeno climático de El Niño.“Las plántulas respondieron a la sequía severa en todas las situaciones, pero, cuando la diversidad era más alta, se reducía el estrés hídrico en comparación con las plántulas en monocultivo”, explica el investigador del CSIC Michael O’Brien.

Hayedo de Montejo                                        Bosque Hayedo de Montejo en España / Foto tomada de www.vuelaviajes.com

La menor competencia de las plantas más diversas por el agua permite que se mantenga su crecimiento durante episodios de sequía, mientras que, en el caso de los grupos de la misma especie, la competencia es mayor y, por tanto, el crecimiento se resiente.

Las conclusiones de la investigación demuestran que, por un lado, la diversidad promueve la resistencia de las distintas especies de árboles a la sequía, un dato a tener en cuenta cuando las sequías sean más frecuentes según los escenarios de cambio climático previstos para los próximos años.

Por otro lado, el hecho de que las plántulas en monocultivo estén más afectadas por la escasez de agua sugiere que la sequía tiene un papel en el mantenimiento de la diversidad en bosques tropicales.

Para el investigador “las estrategias de estrategias de gestión y restauración son clave para mejorar la resistencia de los bosques al cambio climático. Nuestro trabajo sugiere que la tala debe ser más selectiva y dejar una diversidad de árboles que permita mejorar la resistencia a las futuras sequías que traerá el cambio climático”, concluye O’Brien.


0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Banner Fijo Superior UniAndes