Viernes, 6 Diciembre 2019
La Andi advirtió que se está incumpliendo la ley que restringió el uso de esos bombillos. Son ineficientes en consumo energético ya que disipan más calor que luz.

bombillo1                                                                                                  Foto: Pixabay

La denuncia la hizo la Cámara de Electrodomésticos de la ANDI a través de su Comité de Fabricantes de Iluminación que alerta sobre el ingreso de 12 millones 200 mil bombillos incandescentes en 2018, los cuales están prohibidos para uso en iluminación desde 2013.

Esta prohibición la señaló el decreto 3450 de 2008 del Ministerio de Minas y Energía a partir del 1º. de enero de 2011. Luego se postergó hasta 2013 mediante la resolución 182544 del 29 de diciembre 2010.

Además, la tecnología de bombillos incandescentes es obsoleta y va en contravía de lo establecido en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que impulsa políticas de uso racional de la energía y eficiencia energética.

De otra parte, denuncian que el uso de estos bombillos no está acorde con los mecanismos establecidos en el país para optimizar la entrega de subsidios en los estratos 1, 2, y 3. “Este apoyo a los hogares se estaría perdiendo con el empleo de estos bombillos que consumen mucha más energía”, afirma Florencia Leal, directora de la Cámara de Electrodomésticos de la ANDI.

“La tecnología de estos bombillos es ineficiente toda vez que disipa más calor que luz, más del 90% de la energía consumida no genera luz sino calor”, agrega la directora de la Cámara.

Según las últimas cifras, en 2013 se importaron 50 millones de unidades, que luego de la prohibición cayeron a 3.5 millones, destinados a usos especializados en las industrias de pollos y flores, pero en 2018 la importación aumentó a más de 12 millones, que se estaría destinando a uso de los hogares. A enero de 2019 las importaciones llegaron a 1.400.000 unidades cuya tendencia arrojaría al final del año el ingreso de casi 17 millones de bombillos.

En materia ambiental, está comprobado que un bombillo incandescente de 40W, por ejemplo, gasta casi dos veces más que uno de halógeno y 5 veces más que uno con tecnología LED.

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes