Martes, 18 Septiembre 2018
Un día después de la decisión de la Unesco, el Gobierno Nacional anunció la ampliación del Parque Nacional en casi millón y medio de hectáreas.
site 1174 0018                                                                     Chiribiquete. / Foto: Steve Winter - Unesco

Dos noticias muy importantes recibió la Serranía de Chiribiquete, en la Amazonía Colombiana, durante este fin de semana. Por un lado entró a la lista de Patrimonio Mundial de la Humanidad de la Unesco, y por el otro, su Parque Nacional fue ampliado a más de 4 millones de hectáreas.

Sobre la primera, hay que decir que se hace con doble reconocimiento pues ingresa a la lista como patrimonio mixto por sus características natural y también culturales. El primero en el país en lograr esta distinción.

En un solo párrafo la Unesco resume su riqueza y el motivo de su decisión: “Una característica del sitio es la presencia de tepuyes, grandes formaciones rocosas elevadas y aisladas, de pendiente vertical y cimas planas, que dominan la jungla. En las paredes de unas 60 grutas situadas al pie de estas elevaciones hay más de 75.000 pinturas cuya ejecución se remonta a unos 20.000 años antes de nuestra era. Presuntamente relacionadas con un culto al jaguar, símbolo de potencia y fertilidad, esas expresiones pictóricas representan escenas cinegéticas, guerreras, danzantes y ceremoniales.”

Con relación al ecoturismo es importante precisar que este no está permitido, de acuerdo con la zonificación actual del parque. En ese sentido, esta actividad se podrá adelantar únicamente en la zona de la serranía La Lindosa.

Es así como, las 8 zonas de la Serranía La Lindosa, declaradas como Área arqueológica protegida de Colombia, se convierten en los espacios ideales para que los turistas tengan un acercamiento a Chiribiquete al visitar sus majestuosos murales e inmensas piedras con arte rupestre.

Por otro lado, este lunes el presidente Juan Manuel Santos anunció el aumento de 1,486,676 hectáreas del Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete con lo cual se convierte en el área continental más grande de Colombia al alcanzar 4.268.095 hectáreas protegidas.

Esta ampliación contó con el concepto favorable de la Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales y arranca acompañada del compromiso de Andes Amazon Fund y Bobolink Foundation de destinar un millón de dólares que contribuirán al manejo del área ampliada.


La riqueza arqueológica de la Lindosa

Como lo informó Catorce6 el pasado mes de mayo, el Instituto Colombiano de Antropología e Historia logró recoger las evidencias arqueológicas presentes en la Serranía La Lindosa para declararla como una nueva Área Arqueológica Protegida (AAP) de Colombia. El trabajo fue realizado en acompañamiento con la Universidad Nacional de Colombia.

En total las ocho zonas que mencionamos y que hacen parte del Área Arqueológica están ubicadas en las veredas La Pizarra, Nuevo Tolima, Cerro Azul, Los Alpes, Raudal del Guayabero, pertenecientes al municipio de San José del Guaviare y Las Brisas y El Tigre de La Lindosa guaviarense. Las áreas de declaratoria cobijan un total de 893 hectáreas entre áreas directas y áreas de influencia.

No todo es color rosa
Por lo general las áreas que son declaradas como Patrimonio de la Humanidad también llevan un llamado implícito de trabajo de las autoridades para mantener sus riquezas. En febrero el ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, tuvo que echarse para atrás en su promesa de llevar a cero la deforestación en la Amazonía para 2020. La disparada en la tala lo obligó a reconocer que era una meta incumplible.

En ese mismo momento se conoció que el 70% de las alertas tempanas de deforestación se localizan en los departamentos amazónicos de Caquetá, Putumayo, Meta y Guaviare. Solo cerca a Chiribiquete se presentó una quinta parte de todas las alertas tempranas de deforestación.
0
0
0
s2sdefault

Banner Fijo Superior UniAndes