Jueves, 17 Enero 2019

Las cristalinas aguas de Playa Blanca, en Santa Marta, ya no son solo un lugar para tomar el sol y ver los peces nadar, las montañas costeras ofrecen un oportunidad para una experiencia sin igual.

Las formaciones montañosas de la Sierra Nevada, que llegan hasta la zona costera, ahora son aprovechadas para practicar canopy o tirolina, un deporte que consiste en lanzarse al vacío sostenido por una polea mientras la gravedad hace lo suyo para llevarlo de un extremo a otro.

Arnes en playa blancaLa actividad deportiva puede realizarse en este reconocido lugar de la región Caribe/ Foto: Cortesía Giovanny Álvarez 

Podría decirse que este es uno de los pocos sitios del mundo en el que se puede practicar tal actividad sobre un mar Caribe tranquilo y carente de olas, pues el litoral montañoso facilita tales características en este espacio.

Giovanny Álvarez, quien recientemente decidió lanzarse al ruedo con esta curiosa actividad, cuenta que fue una experiencia “sensacional” y que fue “muy chévere”.

El recorrido duró aproximadamente 40 segundos de una plataforma a otra, mientras unos arneses lo sostenían de la polea que iban de una base a otra. “Muy buena la experiencia”, dijo el joven al final del video que compartido en redes sociales y que cuenta con cientos de reproducciones.

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes