Martes, 18 Diciembre 2018
Una pesca masiva de guapuchas y otras especies con las cuales se prepara un plato típico de la región después de ponerlos al sol, resultó el hecho. 
mortandadnfuquene                                                                                                                                                Foto: Tomado de Twitter @Lavillanoticias

La denuncia se conoció el pasado 14 de noviembre cuando en redes se hicieron virales muchas fotos que mostraban una supuesta mortandad masiva de peces en la Laguna de Fúquene, entre los departamentos de Cundinamarca y Boyacá. Según usuarios de redes, el hecho se registró debido al ingreso de maquinaria que contaminó las aguas.

Esa maquinaria enviada por la CAR y la gobernación de Cundinamarca habría ingresado hace 3 días para remover lodo y residuos de este importante afluente hídrico. Por la coincidencia de las fechas, la comunidad y algunos pescadores de la zona culparon a la corporación por la muerte masiva de animales.

La CAR Cundinamarca acaba de negarlo rotundamente. Tras una inspección en los sectores de El Roble y El Peñón, y en las aguas de la laguna de Fúquene, la Corporación confirmó que efectivamente el día miércoles 14 de noviembre se presentaron concentraciones o bancos de guapucha y otras especies de peces.

Pero para la CAR esos peces fueron atrapados por habitantes de la región para secarlos al sol y luego ser consumidos como un plato típico que tradicionalmente se prepara en esta zona del país. “Actividad que de ningún modo está relacionada con la operación, montaje y puesta en marcha de la maquinaria dispuesta por la Corporación para las labores de recuperación de la laguna, por lo que se desvirtúa una emergencia ambiental”.

“Apenas recibimos la información, el equipo interdisciplinario que está al frente de las obras de adecuación hidráulica de la laguna de Fúquene, prendió el plan de contingencia y revisó en las zonas cercanas donde se hace la intervención de recuperación. Se observan peces muertos, pero no tiene que ver con una tragedia ambiental, es el curso natural de estas especies, que son pescadas para el consumo”, indicó Yuber Cárdenas Director Regional de la CAR en Ubaté.

Camilo Zambrano, director operativo de Gestión del Ordenamiento Ambiental y Territorial de la CAR, señaló que las máquinas que operan en la laguna son equipos de última tecnología, diseñados para trabajar en cuerpos hídricos con todos los controles de rigor, especiales para el manejo de combustibles, lubricantes y todas las sustancias que pudieran llegar a resultar nocivas dentro del ecosistema. “Por lo que se descarta que por la operación de estas se presente alguna afectación a la fauna”, dice Zambrano.

La CAR además envió un equipo adicional de profesionales del Laboratorio Ambiental para tomar pruebas del agua de la laguna y de los peces, para así determinar los niveles actuales de calidad y oxigenación.
0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes