Martes, 22 Enero 2019
Entre las especificaciones tendrán metas de reducción, reciclaje y recolección. Consumidores finales también tendrán obligaciones.

empaques 600 reciclajeFoto: Tuchodi en Foter.com / CC BY


La gestión ambiental de residuos de envases y empaques fue reglamentada a través de la Resolución 1407 del 26 de julio de 2018 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

La norma obliga a los productores de residuos de envases y empaques de papel, cartón, plástico, vidrio y metal a formular, implementar y mantener actualizado un Plan de Gestión Ambiental de Residuos de Envases y Empaques, que fomente su aprovechamiento, debido a que éstos disminuyen la vida útil de los rellenos sanitarios, por sus características generales de baja biodegradabilidad.

El aprovechamiento deberá hacerse por medio del reciclaje, la valorización energética y/o el coprocesamiento de estos envases y empaques, con el fin de incorporarlos al ciclo económico para la generación de beneficios sanitarios, ambientales, sociales o económicos.

La medida aplica para todo recipiente, embalaje o envoltura de estos materiales, nacionales o importados, puestos en el mercado nacional y concebidos para ser vendidos al consumidor final. Así, quienes fabriquen, ensamblen o re manufacturen envases y empaques, los importen como bienes con destino al consumidor final, los pongan en el mercado como titular de la marca exhibida o los pongan en el mercado para ser usados por una sola vez deberán formular y presentar este plan de gestión ante Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, ANLA.

Entre los detalles que los fabricantes deberán especificar en sus planes está el peso total global en toneladas de los materiales de envases y empaques que pongan en el mercado, discriminado por tipo de envases y empaques, bien sean de papel, cartón, vidrio, plásticos o metal.

Los productores también deberán determinar las metas a cumplir y una descripción general del funcionamiento del plan, en el que se especifiquen, entre otros aspectos, la localización de los puntos y mecanismos de recolección, la cobertura geográfica y los programas de sensibilización y cultura ciudadana al consumidor para la separación en la fuente e impactos ambientales.

En la norma se excluyen envases y empaques que ya tienen una regulación específica como los que correspondan a residuos peligrosos, los de envases y empaques de madera y fibras textiles y los primarios de fármacos y medicamentos.

En el plan también deben estar los mecanismos de financiación, los costos de implementación y los de seguimiento y verificación, además de los detalles de inversión en investigación aplicada y desarrollo experimental para la innovación y el ecodiseño.

La medida busca la prevención de la generación de residuos y la optimización del uso de los recursos para que los productos permanezcan el mayor tiempo posible en el ciclo económico y se aproveche al máximo su materia prima y potencial energético, en el marco del CONPES 3874, que busca aportar a la transición hacia la economía circular. (Lea más: Aún con una tasa de reciclaje de tan sólo 17%, gobierno expide CONPES de economía circular).

La resolución también comprende las obligaciones de los gestores de residuos de envases y empaques, de las empresas transformadoras, de los municipios y distritos, y del consumidor final, que deberá entregar los residuos separados en los puntos de recolección establecidos por los productores, luego de realizar una correcta separación en la fuente.

De acuerdo con los resultados del análisis de impacto normativo realizado durante el año 2015 por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible con el apoyo de expertos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE, del total de residuos generados, el 30 por ciento corresponde principalmente a papel, cartón, vidrio, plástico y metal, materiales de los cuales una porción significativa corresponde a envases y empaques.

Consulte la  Resolución 1407 del 26 de julio de 2018 en nuestra sección Legal.

Ver también: 

El reciclaje y el papel de los recicladores en el nuevo esquema de aseo de Bogotá

Colombia, ejemplo para Latinoamérica en el manejo de residuos eléctricos y electrónicos RAEE.
0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes