Lunes, 23 Septiembre 2019

A final de mayo, el país norteamericano tuvo que recibir de vuelta cientos de toneladas de residuos que había ‘exportado’ en contenedores. Ahora esta nueva medida busca reducir la producción excesiva de plástico.

trudeauFoto: dankr.ca

“La contaminación plástica es un desafío global que requiere acción inmediata. Los residuos plásticos terminan en nuestros vertederos e incineradores, cubren nuestros parques y playas, y contaminan nuestros ríos, lagos y océanos, enredando y matando tortugas, peces y mamíferos marinos”, con esta frase, el primer ministro del país norteamericano hizo el anuncio de ponerle fecha límite a los plásticos de un solo uso.

Menos del 10 por ciento del plástico utilizado en Canadá se recicla. Las cifras oficiales que si la tendencia no se reversa, los canadienses desecharán un estimado de $ 11 mil millones en materiales plásticos cada año para 2030.

Es por eso que el Primer Ministro, Justin Trudeau, anunció la prohibición de un solo uso para 2021 (como bolsas de plástico, pajitas, cubiertos, platos y palitos para batir). Además ordenó trabajar con las provincias y territorios para introducir estándares y objetivos para las empresas que fabrican productos de plástico o venden artículos con envases de plástico para que se hagan responsables de sus residuos plásticos.

“Al mejorar la forma en que manejamos los desechos plásticos e invertir en soluciones innovadoras, podemos reducir 1.8 millones de toneladas de contaminación por carbono, generar miles de millones de dólares en ingresos y crear aproximadamente 42,000 empleos”, dijo Trudeau.

Canadá cuenta con la costa más larga del mundo y una cuarta parte de las aguas dulces del mundo, y cada año, los canadienses tiran más de 3 millones de toneladas de residuos plásticos. Esto representa hasta $ 8 mil millones por año en valor perdido y desperdicia recursos valiosos y energía.

Aproximadamente un tercio de los plásticos utilizados en Canadá son para productos y empaques de un solo uso o de corta duración. De hecho, en Canadá, se usan hasta 15 mil millones de bolsas de plástico cada año y cerca de 57 millones de pitillos.

Adicionalmente, cada año, 640,000 toneladas de artes de pesca abandonadas, perdidas o desechadas entran en los océanos y en los últimos 25 años, casi 800.000 voluntarios han retirado más de 1.3 millones de kilogramos de basura de las costas de ese país.


Vale la pena recordar que Canadá estuvo en la mira mundial hace un par de semanas cuando Filipinas envió 69 contenedores llenos de desperdicios que habían llegado desde el país norteamericano. “no tenemos que ser el botadero de los países ricos”, dijeron las autoridades filipinas.

“La guerra de la basura” que se ganó Filipinas

 

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes