Viernes, 15 Noviembre 2019

Este extraño suceso se presentó en Taiwán, el médico que atendió el caso explicó que los insectos median 4 milímetros.

Abeja 1 ok

Foto: visualhunt.com 

La señorita He, una taiwanesa de 29 años acudió al Fooyin University Hospital por una supuesta irritación en su ojo, que ella creía, era producida por un mugre, la sorpresa fue absoluta cuando el médico que la atendió descubrió por medio de un microscopio, que debajo de su parpado se alojaban 4 abejas.

"Ella no podía cerrar los ojos por completo. Miré con un microscopio y vi algo negro que parecía una pata de insecto. Agarré la pata y muy lentamente saqué una, luego vi otra, y otra y otra. Todavía estaban intactas y todas estaban vivas" dijo el doctor Hong Chi Ting a la cadena BBC.

 

 

Luego de la debida investigación se descubrió que las abejas que vivían en el ojo de la señorita He, es una especie de halíctios, conocida como “abejas de sudor”, estos insectos son de familia cosmopolita en la que la mayoría de las especies son solitarias, algunas semisociales y muy pocas eusociales; muchas de ellas son atraídas por el sudor, del que se alimentan.

Se realizó una intervención quirúrgica en la cual la paciente salió en perfectas condiciones, las abejas sobrevivieron y fueron enviadas a un centro de investigación. El doctor Chi aclaró que gracias a que la paciente llevaba lentes de contacto evitó frotarse los ojos mientras las abejas estaban dentro, impidiendo que los insectos segregaran veneno, de lo contrario, “podría haberse quedado ciega”.

Finalmente, el médico señaló que lo ocurrido es un "caso único en el mundo", afirmando que las abejas se estaban alimentando de "las lágrimas de la mujer".

 

 

 

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes