Lunes, 30 Noviembre 2020

El proyecto, primero de su tipo desde los años 70 y sin permiso en tramite ni estudio de impacto ambiental, generó la oposición de grupos de texanos por el uso de agua que requiere la refinería y la contaminación del aire que generaría.

En Texas se ha conformado un grupo de residentes, propietarios de tierras, granjas y organizaciones ambientales, denominado STAR por sus siglas en inglés (South Texans Against the Refinery), quienes se reunirán en horas de la tarde del primero de febrero para manifestarse por la insatisfacción que sienten ante el proyecto de la compañía Raven Petroleum, que planea construir una refinería en el condado de Duval, al sur de Texas.

La inversión estimada para la construcción de la refinería es de $500 millones de dólares y ocuparía una superficie de 336 hectáreas. Con esta refinería buscarían procesar el crudo ligero proveniente de la cuenca de Eagle Ford y exportar a México su producción de gasolina, diésel y otros derivados.

Se reveló que está sería la primera refinería construida en los últimos 40 años en los Estados Unidos, y se pretende que tenga una capacidad de refinación de 50,000 barriles de crudo ligero por día.

Refinería en TexasLa construcción de la refinería terminaría en 2018 / Foto: Tomada de www.elhorizonte.mx

Lo preocupante del asunto y lo que más alarma a los ciudadanos, es que no existen estudios de impacto ambiental, informes de viabilidad económica ni solicitud de permiso a la Comisión de Texas sobre Calidad Ambiental (Texas Commission on Environmental Quality, TCEQ)

Con base en que en Estados Unidos cada estado define sus regulaciones ambientales y los límites permitidos, en este caso se prevé que la refinería generaría una considerable contaminación atmosférica, y amenaza directamente la cantidad y calidad del recurso hídrico del que dispone la zona, y de esta manera afectaría la fauna y flora existente en el lugar, así mismo afectaría la salud y el bienestar de las comunidades aledañas.

"La naturaleza virgen del sur de Texas es fundamental para la salud de los residentes locales y nuestro futuro económico. Merecemos un desarrollo que no dañe la salud de nuestros ciudadanos locales", afirmó Bob Bruni, uno de los propietarios de tierras que ha liderado la iniciativa de reclamar por sus derechos.

Leer más

Los oleoductos de Trump estaban suspendidos por razones ambientales, sociales y de corrupción

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes