Domingo, 22 Octubre 2017
Banner Fijo Superior
Ambientalistas celebran que aves hayan vuelto a la la ciénaga de La Virgen ya que es una señal de recuperación, pero su presencia preocupa a la aerocivil. 

La controversia se suscitó luego de que se conociera que las autoridades distritales se reunieran con el fin de implementar medidas para ahuyentar a las aves de la zona y evitar posibles interferencias en las maniobras de los pilotos.

Para los ambientalistas de la ciudad, la iniciativa no tiene en cuenta las implicaciones ambientales ya que intenta romper con un círculo alimenticio natural. Además aseguran que la presencia de las aves, en especial las pescadoras, es una clara señal de que la ciénaga de La Virgen, en donde se hallan los animales, se está recuperando.

4La BocanaEl sector mas afectado es La Bocana ubicado a pocos metros de la pista, en donde la sedimentación obligó a los peces a nadar cerca a la superficie atrayendo a las aves / Crédito: El Universal

“Ver aves todo el tiempo era muy extraño en la zona porque no había peces precisamente por la contaminación. Eso es una muestra que los trabajos que se han hecho para oxigenar la ciénaga han ido dando resultado. Es inconcebible que se quiera ahora entorpecer ese proceso solo por la presencia del aeropuerto. Tampoco estamos diciendo que no nos importa la seguridad de los viajeros, solo que creo que lo ideal sería buscar otras alternativas para evitar que las aves se crucen en el camino de los aviones, pero no ahuyentarlas porque este es su hábitat y aquí está su principal fuente de alimento”, expresó Aroldo Rodríguez, ambientalista de la ciudad.

Por su parte, el Personero distrital, William Matson, aseguró que la presencia de aves representa un claro riesgo para la seguridad aérea y las medidas no dan espera. “Lo que sucede es que la cantidad de sedimentos que existen en la ciénaga, producto de la contaminación humana son arrastrados por la corriente y llegan hasta La Bocana que es el lugar donde la ciénaga se comunica con el mar. Esa zona ha perdido cerca de 10 metros de profundidad por lo que los peces nadan más cerca la superficie convirtiéndose en presa fácil para las aves que los consumen generando que estas interfieran con las maniobras de los pilotos”, expresó.

Al respecto, voceros de la Aerocivil en la ciudad, reportaron que en lo corrido del año se han presentado 10 incidentes leves, luego de que las aves hayan sido absorbidas por los motores de los aviones en pleno vuelo, sin que se haya puesto en peligro la seguridad de los viajeros. Sin embargo, advirtieron que es necesario buscar una pronta solución para evitar situaciones que lamentar.



0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Banner Fijo Superior UniAndes