Jueves, 22 Octubre 2020

En esta época aumenta la ingesta y por ello explican cómo elegir las especies y conservarlas.

BPEMBJBRJFB6FM5SWIPJR4J6WY

Foto: Revista Perfiles

La organización no gubernamental MarViva, que trabaja por la conservación de los recursos marinos y costeros en Costa Rica, Panamá y en Colombia, continúa sensibilizando a los consumidores para que cada vez sean más conscientes de su posibilidad de contribuir con la conservación y el uso sostenible de los recursos marinos.

Desde la fundación invitaron a la ciudadanía a realizarse las siguientes preguntas antes de comprar o consumir pescado de mar, para tener buenas prácticas de consumo.

1. ¿Qué especie es? Los peces tienen un nombre y apellido propio. Sin embargo, comercialmente se conocen por otros nombres que confunden a los consumidores.

2. ¿Cuál es su estado de amenaza? Hay especies que por su explotación excesiva están amenazadas o en peligro de extinción y otras, por suerte, tienen poblaciones saludables.

3. ¿Qué tamaño tiene? Si se venden peces que no han alcanzado su tamaño para tener crías, pronto se acabarán las futuras generaciones, por lo que se debe procurar comprar especies que cumplan con su talla mínima de madurez.

4. ¿De dónde viene? No todo el mar es territorio de pesca. Se han establecido áreas marinas protegidas y zonas restringidas, para así asegurar el futuro de las especies y de la pesca.

5. ¿Cómo fue capturado? Hay maneras de pescar que permiten escoger la especie a capturar y reducen la captura de especies no deseadas.

Para ello, MarViva ha creado una aplicación que está disponible de manera gratuita en las plataformas Play Store y Apple Store y se encuentra como MarViva: Guía Semáforo, toda vez que más del 80% de las especies se encuentran sobreexplotadas.

La aplicación funciona como un semáforo, donde se enlistan los peces de acuerdo a su recomendación de consumo, cuenta con más de 120 especies de la costa Pacífica y Caribe de Colombia, Costa Rica y Panamá y se pueden identificar datos como su estado de amenaza, la talla a la cual se puede consumir, los lugares donde viven, entre otros.

En el listado verde se encuentran las especies de consumo recomendado, cuya situación actual representa una preocupación menor y que por sus características biológicas y poblacionales están en capacidad de resistir la presión pesquera hasta niveles razonables. Ejemplo de ellos son: bagre y arenque.

En el listado amarillo de consumo moderado están ubicados los peces carentes de información o de preocupación menor, pero que presentan una menor capacidad de hacerle frente a la explotación pesquera, especialmente si la misma no se lleva a cabo de forma responsable, como lo son el atún de aleta amarilla o la barracuda.

Finalmente, el listado rojo de consumo no recomendado incluye peces que se encuentran protegidas por normativas legales o en alguna de las categorías de amenaza de la UICN, tales como: grupa, loro y albacora.

“El consumidor tiene el poder para influenciar qué se pesca, dónde y cómo. A través de nuestras decisiones podemos ayudar a conservar las poblaciones de peces de forma que podamos seguir beneficiándonos de una pesca responsable”, dijo Paola Delgado, Gerente de Mercados responsables de MarViva.

En Quibdó decomisaron gran cantidad de bocachico por no contar con las tallas mínimas permitidas

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes