Lunes, 10 Agosto 2020

Mientras el Distrito sigue cuestionando la orden de la Corte de retomar el espectáculo, este sábado entregaron las obras de La Santamaría.

Revuelo y controversia se vive por estos días en las redes sociales y medios de comunicación por el regreso de la temporada taurina a Bogotá que iniciará el próximo 22 de enero, después de 4 años cuando la Administración anterior prohibió este tipo de espectáculos.

Toros

Foto: Twitter @BastaTauromakia

El primer paso para el regreso de los toros se cumplió este sábado cuando el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC), de la Alcaldía, entregó después de 18 meses de trabajos la restauración de la plaza de Toros La Santamaría.

Las obras adelantadas ascienden a una inversión de $8.871 millones de pesos, que incluyen las obras de reforzamiento estructural y la adecuación funcional del edificio, con la seguridad contra eventos como sismos e incendios.

La entrega se da, según lo comunicó el IDCP “en cumplimiento de lo dispuesto por la Corte Constitucional en la Sentencia T- 296 de 2013 respecto de la Plaza, en la que se ordenó, entre otras disposiciones, restituir de manera inmediata el escenario como plaza de toros permanente para la realización de espectáculos taurinos y la preservación de la cultura taurina, sin perjuicio de otras destinaciones culturales o recreativas siempre que éstas no alteren su destinación principal y tradicional”.

Al mismo tiempo, el alcalde de Bogotá Enrique Peñalosa, informó sobre el mejoramiento de la estructura de la plaza de toros pero volvió a cuestionar la sentencia de la Corte que obligó al Distrito a reabrirla para eventos taurinos.

“Cumpliendo órdenes de la Corte Constitucional, terminamos los arreglos a la Plaza de Toros… Respeto pero lamento la orden de la Corte Constitucional que obliga a que pronto haya el espectáculo cruel de las corridas de toros”, escribió Peñalosa en Twitter.

La organización internacional Anima Naturis – Colombia cuestionó el actuar de Peñalosa: “el favorecimiento de Peñalosa al regreso de las corridas de toros. Es cierto que una sentencia de la Corte ordenó la reapertura de la Santamaría, pero también que un fallo previo, de 2010, condicionó el espectáculo a que se elimine o morigere el sufrimiento de los animales. Esperábamos que el alcalde diera la pelea política en atención a esta providencia. En cambio, le entregó la plaza a los taurinos sin reparo”.

Por eso están convocando a una manifestación llamada “30 Toros Serán Masacrados” el próximos domingo a la una de la tarde en la que protestarán por el regreso de la temporada taurina y pedirán que se prohíban definitivamente o por lo menos se entreguen facultades a las entidades territoriales para restringirlas.

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes