Viernes, 7 Agosto 2020

Según las cifras más recientes del Instituto Colombiano Agropecuario, en el país hay cerca de 100 mil hectáreas de estos cultivos. El debate apenas comienza.

cultivos faoFoto: archivo fao.org

Catorce6 conoció un proyecto de acto legislativo que pasó desapercibido, de autoría del representante Juan Carlos Losada, y que iniciará su trámite en la Cámara de Representantes. El texto tiene apenas un artículo que modifica la constitución política en su artículo 81. En ese punto, la carta política prohíbe las armas químicas, biológicas y nucleares. En el proyecto se incluye un párrafo que indica:

“El Estado regulará el ingreso al país y la salida de él de los recursos genéticos, y su utilización, de acuerdo con el interés nacional. El ingreso, producción, comercialización y exportación de semillas genéticamente modificadas queda prohibido”.

Según la exposición de motivos del proyecto, que cita el protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología, que las semillas genéticamente modificadas u organismos vivos modificados con fines agrícolas son aquellas que han sido modificados en su composición genética por medio de la utilización de la biotecnología moderna, con el fin de mejorar algunas de sus características tradicionales, o disminuir el riesgo de pérdida en la producción, haciéndolos más resistentes ante las condiciones climáticas.

“Así mismo, resistentes a herbicidas, incrementando con esto el uso de herbicidas, aumentando los costos para los agricultores, y generando problemas ambientales, de contaminación del agua, el suelo y afectaciones a la salud de los seres vivos”, dice en el mismo.

Además, describe un ejemplo en el que señala que inicialmente los cultivos maíz y algodón con tecnología Bt (un tipo de transgénico), permitió que se disminuyera significativamente el uso de insecticidas para el control de plagas de lepidópteros. “Sin embargo, luego de varios años de utilizar esta tecnología las plagas progresivamente han adquirido resistencia a las toxinas Bt, volviendo así ineficiente esta tecnología; lo que ha llevado a que los agricultores tengan que regresar nuevamente al uso de los insecticidas convencionales”.

agripesticidas

Foto: agriculturers.com

Sobre los herbicidas, señala que a nivel mundial el uso de glifosato ha aumentado casi 15 veces desde que se introdujeron en 1996 los cultivos transgénicos tolerantes al glifosato, denominados "Roundup Ready". El volumen total aplicado por los agricultores aumentó de 51 millones de kilogramos en 1995 a 747 millones de kilogramos en 2014.

En 2017 se sembraron cultivos transgénicos en 24 departamentos del país. Los departamentos líderes son Meta, Córdoba y Tolima, siendo este último, el departamento que más crece en maíz transgénico, según las cifras más recientes del ICA. En Colombia, en ese año, se sembraron 86.030 hectáreas de maíz genéticamente modificado (GM), 9.075 de algodón y 12 hectáreas de flores azules para un total de 95.117 hectáreas de cultivos transgénicos.

En el 2015 a nivel mundial, 28 países comercializaron 11 cultivos transgénicos, incluyendo algodón, maíz, soya, canola, calabaza, alfalfa, papaya, álamo, remolacha azucarera, papa y berenjena, como se muestra.

 

proyecto transgénicos

En el mundo ha aumentado más de 113 veces la superficie de cultivos transgénicos desde 1996

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes