Jueves, 18 Julio 2019
Consumer Reports, organización de defensa de los consumidores, informa sobre los medicamentos que tienen el potencial de afectar el ánimo negativamente, según estudio publicado por el Journal de la American Association.

depression600Crédito foto: ryan melaugh

Cerca de 200 medicamentos que se prescriben comúnmente, incluyendo algunos muy usuales entre adultos mayores, como aquellos para tratar el reflujo o la hipertensión, pueden llevar a la depresión, reveló un estudio publicado en el Journal de la American Association, que representa la más grande revisión en el tema hasta el momento, según afirma Consumer Reports.

Entre los fármacos que menciona la investigación están algunos prescritos para las alergias, el asma, los anticonvulsivos, presión sanguínea, antidepresivos, drogas anti ansiedad, opioides, corticosteroides, los que recetan para inhibir la secreción de ácidos gástricos  y las hormonas.

“Muchos médicos pueden no estar al tanto de que muchos de los medicamentos prescritos comúnmente están asociados con un incremento del riesgo de este desorden”, dijo a Consumer Reports el autor del estudio Mark Olfson, profesor de psiquiatría y epiemiología de la Universidad de Columbia de Nueva York, quien también hizo la aclaración de que la mayoría de personas que toman estas drogas no sufren de depresión. (Leer también: Suplementos para fisicoculturismo, entre otros, están relacionados con daños hepáticos).

La investigación estableció que cerca del 7 por ciento de los que tomaban solamente una droga sufrieron este síndrome, en comparación con el 15.3 por ciento de los pacientes que tomaban al menos tres. Esto llevó a la conclusión de que entre más de estos medicamentos tomen las personas, más alto es el riesgo de caer en depresión. Esto afectaría principalmente a los adultos mayores, que deben tomar múltiples fármacos y son más vulnerables a sus efectos secundarios.

Los investigadores aclararon que la causa de este desorden no necesariamente estaba relacionada en todos los casos con la ingestión de estas drogas. A veces la gente estaba deprimida antes de empezar su medicación y, por otro lado, quienes tienen dolores crónicos pueden sufrir desórdenes del estado anímico, porque partes del cerebro que están relacionadas con la percepción del dolor, también afectan el ánimo.

Respecto a los resultados de la investigación, los profesionales recomiendan tomar nota del estado anímico y avisar al doctor si se prolonga por más de dos semanas.

Ver también: 

La red social que más deteriora la salud mental de los jóvenes



0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes