Jueves, 21 Noviembre 2019

A través del boletín de alertas tempranas del segundo trimestre de 2019, se evidencia pérdida de bosque natural y preocupación en la región Andina.

deforideam

Foto: IDEAM

Aunque se identificó una disminución de este fenómeno de 5.971 hectáreas frente al año 2017 y cuya tendencia de reducción se ha mantenido en el 2019, la pérdida de bosque persiste, de acuerdo con el boletín 19 de alertas tempranas por deforestación del segundo trimestre de año 2019 –entre abril y junio.

En el informe se sigue evidenciando núcleos de perdida de bosque natural en el municipio de Tibú, Norte de Santander y en el sur del departamento de Bolívar, en la Serranía San Lucas.

Se lee que las alertas por deforestación en Norte de Santander están asociadas a pequeñas porciones de bosque tumbado menores a una hectárea y zonas de expansión de polígonos deforestados previamente. La principal causa es la persistencia de los cultivos ilícitos, al igual que la presencia de grupos armados al margen de la ley y la consolidación de economías ilegales.

Para el primer trimestre del año, según este informe, la deforestación en la Amazonía tenía una concentración del 55%, estando las principales alertas en la región Andina (51%), Pacífica (20%), Caribe (15%) y la Amazonía (11%).

“La expansión no autorizada de la frontera agropecuaria, representada en ganadería y cultivos agroindustriales, sigue desarrollándose en áreas ya deforestadas en el pasado. Los bosques también son intervenidos para la extracción ilegal de madera, destinada para la infraestructura de las minas de carbón y los cultivos que requieren tutores para su crecimiento”, apunta el documento.

“Igual y seguimos teniendo muchos retos frente a la deforestación, especialmente en departamentos como el Putumayo, el sur del Meta y Guaviare, los cuales continúan con frentes activos de este fenómeno. Por eso es necesario seguir ejerciendo control de malas prácticas como la ganadería y conversiones de nuevas áreas de pasto en estas regiones del país”, afirmó Ederson Cabrera Coordinador de Alertas para la Deforestación del IDEAM.

Los departamentos con mayor deforestación son Putumayo con un promedio de 2.700 hectáreas, Caquetá, con alrededor de 1.600; Meta 1.100 hectáreas y Guaviare con unas 500 hectáreas afectadas durante el segundo trimestre del año.

Desde el Ministerio de Ambiente recalcan que apesar de la persistencia de detecciones de deforestación en Guaviare y Putumayo; por primera vez, desde que existe este sistema de monitoreo de bosques, en el segundo trimestre del presente año, la Amazonía colombiana no evidenció formación de núcleos que adviertan la pérdida de sus bosques, los cuales antes se registraban precisamente en estos mismos meses del año.

El Ministro Lozano, resaltó que esta información no es para bajar la guardia, sino al contrario, para redoblar las acciones que el Gobierno viene implementado en la lucha contra la deforestación e incrementar los esfuerzos para prevenir los incendios forestales, en particular, para los meses más secos de fin de año, cuando se aprovecha para el tráfico ilegal de especies y la apropiación ilegal de estas tierras.

Disminuyen focos de deforestación en la Amazonía, pero sigue como la región más amenazada

Crean herramienta digital para monitorear deforestación en Colombia

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes