Lunes, 17 Junio 2019
Si se implementa completamente, esa enmienda al Protocolo de Montreal puede evitar hasta 0,4 °C de calentamiento global para fines de este siglo.
hfc                                                                            Imagen de archivo. / Foto: Eltitular.do

La Enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal, relativa a las sustancias que agotan la capa de ozono entró en vigor el 1 de enero de 2019, un paso importante en los esfuerzos para reducir drásticamente los gases de efecto invernadero y limitar el calentamiento global.

Con su plena implementación, la Enmienda Kigali puede evitar hasta 0,4 °C de calentamiento global a fines de este siglo, según informó la ONU, mientras se continúa protegiendo la capa de ozono. En ese sentido, la enmienda contribuirá sustancialmente a los objetivos del Acuerdo de París.

El acuerdo contempla que durante los próximos 30 años se reducirá en más de 80% la producción y el consumo proyectados de hidrofluorocarbonos (HFC), compuestos orgánicos utilizados frecuentemente en aires acondicionados y otros dispositivos como refrigerantes alternativos a las sustancias que agotan la capa de ozono, reguladas por el Protocolo de Montreal.

Si bien los HFC no amenazan la capa de ozono, son peligrosos gases de efecto invernadero con un potencial de calentamiento global que puede ser muchas veces mayor al del dióxido de carbono.

La enmienda ha sido ratificada por 65 países y se implementará gradualmente, empezando por los países más desarrollados. Lamentablemente en Colombia la ratificación del acuerdo solo pasó el debate de Senado.

Sin embargo, aún hay tiempo para Colombia porque la implementación de los objetivos establecidos en la enmienda se realizará en tres fases: un grupo de países desarrollados iniciará la eliminación gradual de HFC a partir de 2019; los países en desarrollo alcanzarán una congelación de los niveles de consumo de HFC para 2024 y un grupo menor de países congelará el consumo para 2028.
0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes