Domingo, 22 Julio 2018
La Unión Europea fue precursora en energías renovables, pero en la actualidad ha sido superada por China. 

El desarrollo de energías renovables avanza a nivel mundial, especialmente la energía solar y la eólica experimentan un marcado auge y se encuentran en condiciones de competir con las energías fósiles. Según datos de la Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA, por sus siglas en inglés) sus costos seguirán bajando: los de la energía fotovoltaica hasta en un 50 por ciento aproximadamente en promedio global en los próximos 3 años. "Esta nueva dinámica indica un cambio significativo del sistema energético”, afirmó Adnan Amin, Director General de IRENA, "la decisión pro energías renovables en la producción de electricidad no es sólo ecológica, sobre todo, una inteligente decisión económica. Gobiernos de todo el mundo reconocen este potencial e impulsan los sistemas energéticos pobres en dióxido de carbono”, concluyó.

A6                          Imagen tomada de: www.evwind.com

La economista especializada en energía, Claudia Kemfert, del Instituto Alemán para la Investigación Económica, afirma que China avanza a pasos agigantados en las tecnologías del futuro, y desarrolla energía solar y eólica como ningún otro país del globo. "China toma este liderazgo, ya que reconoce las enormes posibilidades del mercado y las ventajas económicas”.

Según datos de Bloomberg New Energy Finance, China invirtió en el último año 133 mil millones de dólares en energías renovables. Más de la mitad de ello en energía solar. De acuerdo a la Administración Nacional de Energía de China en 2017 se instalaron en el país centrales fotovoltaicas con una capacidad de 53 gigavatios, más de la mitad de la capacidad mundial. Alemania, pionera en su día en energía fotovoltaica, ha montado, según estimaciones, apenas 2 gigavatios en 2017. 

Con su política de crecimiento China ha reemplazado claramente en la actualidad a Europa como líder en energías renovables. Las inversiones de Europa además se han reducido constantemente desde 2011 y, según Bloomberg New Energy Finance, entre 2011 y 2017 han bajado a menos de la mitad, hasta los 57 mil millones de dólares. 

La ampliación de las energías renovables resulta para China más sencilla que para Europa, ya que en aquel país el consumo de energía aumenta de manera permanente. "Allí se invierte en nuevas capacidades, sin necesidad de sacar de circulación capacidades fósiles o nucleares”, explica Julian Schorp, de la Cámara Alemana de Industria y Comercio en Bruselas. "En Europa existen, por el contrario, capacidades excedentes y el consumo de energía, según normas de la UE, debe incluso bajar. De manera que las energías renovables tienden a desplazar del mercado a otras centrales”.





0
0
0
s2sdefault

Banner Fijo Superior UniAndes