Miércoles, 25 Noviembre 2020

Para la generación de electricidad, Chile inauguró una planta geotérmica de 48 MW que permite hacer un uso sostenible del fluido extraído de la tierra, a través de su reinyección.

Ubicada a 4.500 metros sobre el nivel del mar en uno de los ecosistemas más atractivos de Chile, el gran Desierto de Atacama, la primera planta geotérmica en Latinoamérica, Cerro Pabellón, empezó su operación el pasado viernes. Este proyecto nació fruto de la unión entre la empresa de energías renovables Enel Green Power Chile y la empresa estatal de hidrocarburos ENAP.

CerroPabellonFoto tomada de www.piensaengeotermia.com

Actualmente la planta cuenta con una potencia total de 48MW dividida en dos unidades de 24 MW cada una, las cuales se encuentran sirviendo a la zona norte de Chile. Sin embargo, se espera que una vez las instalaciones entren en completo funcionamiento, la planta produzca hasta 340 GWh al año, logrando abastecer hasta 165.000 hogares chilenos y reduciendo las emisiones atmosféricas de dióxido de carbono hasta en 166.000 toneladas por año.

Cerro Pabellón es la primera planta geotérmica de alta entalpía a gran escala, construida en una zona de gran altitud geográfica. Esta planta cuenta con la tecnología más avanzada disponible en el mercado, logrando adapatarse a condiciones extremas como la mencionada altitud y una alta oscilación térmica. La manera en la que funciona es extrayendo fluido geotérmico de un yacimiento previamente explorado, del cual se obtiene el calor necesario para producir la electricidad requerida y posteriormente reinyectar el fluido de vuelta en el reservorio, y así garantizar un uso sotenible del recurso.

Fuentes: La Tercera, El Mostrador, Piensa Geotermia.

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes