Jueves, 13 Mayo 2021

Según un informe de Scientific American, las causas van desde enfermedades, pérdida de hábitat y el impacto de especies invasoras.

peces extraños extintosEl pez mano rojo, un pariente del pez mano liso extinto. Crédito: Mark Green / CSIRO Marine Research Wikimedia (CC BY 3.0)

En 2020, científicos y organizaciones conservacionistas declararon que una larga lista de especies podría haberse extinguido. Las causas de estas extinciones van desde enfermedades hasta especies invasoras y la pérdida de hábitat, pero la mayoría se debe a acciones ocasionadas por el comportamiento humano.

Debido a que muchas de estas especies viven en regiones difíciles de estudiar, muchos de los anuncios del año pasado declararon especies posiblemente o probablemente perdidas, una señal de que la esperanza es eterna, señala el informe.

Sin embargo, no todo es negativo. Este año, la UICN, la organización que rastrea el riesgo de extinción de especies en todo el mundo, anunció varias victorias de conservación, incluida la rana arborícola de Oaxaca (Sarcohyla celata), en peligro crítico, que ahora se considera "casi amenazada" debido a las medidas de protección adoptadas por personas que viven cerca de esta.

A continuación, se presentan las especies que los científicos y la comunidad conservacionista declararon perdidas en 2020, seleccionadas de informes de los medios, artículos científicos, la Lista Roja de la UICN e informes propios.

32 especies de orquídeas en Bangladesh: uno de los primeros documentos de 2020 en informar sobre extinciones anunció la probable pérdida del 17 por ciento de las 187 especies de orquídeas conocidas de Bangladesh. Un artículo similar publicado pocos días después sugirió que nueve especies más de orquídeas de Madagascar también podrían haberse extinguido.

Pez de mano liso (Sympterichthys unipennis): El pez mano es un grupo inusual de especies cuyas aletas delanteras se parecen un poco a los apéndices humanos, que utilizan para caminar por el fondo del océano. La especie lisa, que no se ha visto desde 1802, vivía frente a la costa de Tasmania y probablemente era común cuando fue recolectada por primera vez por naturalistas. La pesca de fondo, la contaminación, la destrucción del hábitat, la captura incidental y otras amenazas, son entre otras, las razones probables de su extinción. A pesar de que la pesquería local colapsó hace más de 50 años, las especies restantes de peces de mano todavía están en peligro crítico de extinción.

65 plantas de América del Norte: el año pasado, los investigadores se propusieron determinar cuántas plantas se habían perdido en los Estados Unidos. Catalogaron 65, incluidos cinco árboles pequeños, ocho arbustos, 37 hierbas perennes y 15 hierbas anuales. Algunos de estos ya se habían informado antes, pero para la mayoría, esta es la primera vez que se los declara extintos. La lista incluye Marshallia grandiflora, una gran planta que fluye del sureste estadounidense que fue declarada su propia especie el año pasado. Se vio por última vez en 1919 (y se ha confundido con otras especies durante más tiempo).

22 especies de ranas —La UICN declaró este año a casi dos docenas de especies de ranas de Centroamérica y Suramérica no vistas desde hace mucho tiempo como "en peligro crítico (posiblemente extintas)", víctimas del hongo quítrido que mata anfibios. Entre ellos se encuentran la rana ladrona de Aragua (Pristimantis anotis), que no se ha observado en 46 años, y el sapo punzón de Piñango (Atelopus pinangoi), que en su mayoría desapareció en la década de 1980. Un solo sapo juvenil observado en 2008 lleva a los científicos a decir que esta especie "posiblemente esté extinta o, si todavía hay una población existente, es muy pequeña (<50 individuos maduros)".

Rana arlequín chiriqui (Atelopus chiriquiensis) y espléndida rana venenosa (Oophaga speciosa) —Vistas por última vez en 1996 y 1992, estas ranas de Costa Rica y Panamá fueron víctimas del hongo quítrido y fueron declaradas extintas en diciembre.

Chiriqui harlequin frog Atelopus chiriquiensisAtelopus chiriquiensis / Wkimedia

15 por ciento de las especies de ácaros: esto requiere mucha más investigación, pero un artículo publicado en agosto pasado anunció “evidencia de extinciones generalizadas de ácaros” luego de desapariciones similares de plantas y vertebrados. Es posible que los ácaros no parezcan ni suenen importantes, pero desempeñan un papel clave en sus ecosistemas nativos.

Simeulue Hill mynas: un artículo llamó a esto una “extinción en proceso” de un ave no descrita previamente que probablemente se extinguió en estado salvaje en los últimos dos o tres años debido a la recolección excesiva para el comercio de aves canoras. Es posible que todavía existan algunos en cautiverio.

17 peces de agua dulce del lago Lanao, Mindanao, Filipinas. Una combinación de especies invasoras depredadoras, la sobreexplotación y los métodos de pesca destructivos (como la pesca con dinamita) acabó con estas especies perdidas. Este año, la UICN enumeró 15 de las especies como extintas luego de extensas búsquedas y estudios; los dos restantes como "en peligro crítico (posiblemente extintos)". Aquí están las 15 especies extintas:

Barbodes disa, visto por última vez en 1964.
Barbodes truncatulus, visto por última vez en 1973.
Barbodes pachycheilus, visto por última vez en 1964.
Barbodes palaemophagus, visto por última vez en 1975.
Barbodes amarus, visto por última vez en 1982.
Barbodes manalak, una vez un pez de valor comercial, visto por última vez en 1977.
Barbodes clemensi, visto por última vez en 1975.
Barbodes flavifuscus, visto por última vez en 1964.
Barbodes katolo, visto por última vez en 1977.
Barbodes palata, visto por última vez en 1964.
Barbodes baoulan, visto por última vez en 1991.
Barbodes herrei, visto por última vez en 1974, cuando se capturaron solo 40 libras de pescado.
Barbodes lanaoensis, visto por última vez en 1964.
Barbodes resimus, visto por última vez en 1964.
Barbodes tras —visto por última vez en 1976.

Bonin pipistrelle (Pipistrellus sturdeei): los científicos solo registraron este murciélago japonés una vez, en el siglo XIX. La UICN lo clasificó como "datos deficientes" de 2006 a 2020, un período durante el cual su taxonomía estuvo en debate, pero un documento publicado en marzo resolvió ese problema, y la última actualización de la Lista Roja colocó a la especie en la categoría de extinta. El propio gobierno japonés ha incluido al murciélago como extinto desde 2014.

Pseudoyersinia brevipennis: esta mantis religiosa de Francia no se ha visto desde 1860. Su extinción declarada se produce después de un debate extenso (y aún no resuelto) sobre su validez como especie única.

Pseudoyersinia brevipennis Pseudoyersinia brevipennis / galerie-insecte.org/galerie/ref-29531

Agave lurida - Visto por última vez en Oaxaca, México, en 2001, esta suculenta finalmente fue declarada extinta en estado silvestre este año después de numerosas expediciones en busca de plantas restantes. Como señala la Lista Roja de la UICN, “Solo quedan unos pocos especímenes en colecciones ex situ, lo que es motivo de preocupación por la extinción de la especie en un futuro próximo”.

Falso Maguey Grande (Furcraea macdougallii): otra suculenta oaxaqueña que se ha extinguido en la naturaleza pero que aún existe en forma cultivada (puede comprar estas plantas en línea hoy por tan solo US 15). Visto por última vez creciendo naturalmente en 1973, el hábitat principal de la planta se degradó en 1953 para dar paso a las plantaciones de agave para la producción de mezcal. Los incendios forestales también pueden haber influido, pero la distribución limitada de la especie también facilitó su eliminación: “La distribución restringida de la especie también la hizo muy vulnerable a pequeñas perturbaciones locales y, por lo tanto, los últimos individuos se destruyeron fácilmente, Según la UICN.

Eriocaulon inundatum —Última recolección científica en Senegal en 1943, el único hábitat conocido de esta pipewort ha sido destruido desde entonces por la extracción de sal.

Persoonia laxa: este arbusto de Nueva Gales del Sur, Australia, fue recolectado solo dos veces, en 1907 y 1908, en hábitats que desde entonces se han vuelto "altamente urbanizados". El gobierno de Nueva Gales del Sur todavía lo enumera como "presuntamente extinto", pero la UICN lo colocó completamente en la categoría de "extinto" en 2020.

Nazareno (Monteverdia lineata) - Los trabajos científicos declararon extinta a esta especie cubana de plantas fluyentes en 2010 y 2015, aunque no fue catalogada en la Lista Roja de la UICN hasta este año. Creció en un hábitat ahora severamente degradado por la agricultura y la ganadería.

Conebush de Wynberg (Leucadendron grandiflorum): esta planta sudafricana no se ha visto en más de 200 años y durante mucho tiempo se consideró la extinción documentada más temprana de ese país, aunque solo llegó recientemente a la Lista Roja de la UICN. Su único hábitat "fue la ubicación de las primeras granjas coloniales", incluidos los viñedos.

Wolseley conebush (Leucadendron spirale): otra planta sudafricana, esta última vista en 1933 y desde entonces muy buscada, que además incluye grandes recompensas por su redescubrimiento. La UICN dice que se desconoce la causa de su extinción "pero es probable que sea el resultado de la pérdida de hábitat por cultivos, la invasión de plantas exóticas y la forestación".

Schizothorax saltans: este pez de Kazajstán fue visto por última vez en 1953, cuando los ríos que alimentan sus hábitats lacustres se drenaban para riego. La UICN no evaluó la especie antes del año pasado.

Alphonsea hortensis: declarada este año “extinta en estado salvaje” después de que no se haya observado desde 1969, los últimos especímenes de esta especie arbórea de Sri Lanka crecen ahora en el Real Jardín Botánico de Peradeniya.

Lord Howe murciélago orejudo (Nyctophilus howensis): esta especie isleña se conoce a partir de un único cráneo descubierto en 1972. Los conservacionistas tenían la esperanza de que aún existiera después de varios avistamientos posibles, pero esas esperanzas ahora se han desvanecido.

Deppea splendens — Este año, la UICN declaró especie de planta “extinta en estado salvaje”. Todos los especímenes vivos existen solo porque el botánico Dennis Breedlove, quien descubrió la especie en 1973, recolectó semillas antes de que el único hábitat de la planta en México fuera arado para dar paso a tierras de cultivo. Ahora conocido como un "santo grial" para algunos jardineros, las plantas cultivadas descendientes de las semillas de Breedlove se pueden comprar en línea por tan solo US 16.95.

Deppea splendens 2 0511Deppea splendens / strangewonderfulthings.com/

Sapo tocón (Atelopus senex): otra víctima del quitridio costarricense, vista por última vez en 1986.

Craugastor myllomyllon: una rana guatemalteca que nunca tuvo un nombre común y no se ha visto desde 1978 (aunque no fue declarada especie hasta 2000). A diferencia de las otras ranas de la lista de este año, esta desapareció antes de que llegara el hongo quítrido; probablemente fue aniquilado cuando la agricultura destruyó su único hábitat.

Mantis enana espinosa (Ameles fasciipennis): esta mantis religiosa italiana solo fue recolectada científicamente una vez, alrededor de 1871, y nunca se volvió a ver. La UICN dice que la taxonomía del género es "bastante confusa y es necesario realizar más análisis para confirmar la validez de esta especie". Sin embargo, esto es lo que sí sabemos: no hay ninguno en la actualidad, a pesar de las extensas encuestas.

Scleria chevalieri: esta planta senegalesa, que se vio por última vez en 1929, una vez creció en pantanos que desde entonces han sido drenados para regar los jardines locales.

Hawai'i Yellowwood (Ochrosia kilaueaensis): este árbol no se ha visto desde 1927. Su hábitat en la selva tropical ha sido severamente degradado por plantas invasoras y cabras, así como por incendios. Actualmente está catalogado como en peligro de extinción según la Ley de Especies en Peligro de EE. UU., Pero la UICN lo declaró extinto el año pasado.

Roystonea estrellado —Los científicos solo recolectaron esta palmera cubana una sola vez, en 1939. Varias búsquedas no han logrado descubrir evidencia de su existencia continua, probablemente debido a la conversión de sus únicos hábitats a plantaciones de café.

Salamandra de falso arroyo Jalpa (Pseudoeurycea exspectata): las pequeñas granjas, el pastoreo de ganado y la tala parecen haber acabado con este anfibio guatemalteco que alguna vez fue común, visto por última vez en 1976. Al menos 16 estudios desde 1985 no encontraron ninguna evidencia de la existencia continua de la especie.

Faramea chiapensis: recolectada solo una vez en 1953, esta planta mexicana perdió su hábitat de bosque nuboso debido al colonialismo y la deforestación.

Euchorium cubense: vista por última vez en 1924, esta planta cubana según la UICN, se caracterizó como extinta en 2020 junto con Banara wilsonii , otra planta cubana vista por última vez en 1938 antes de que su hábitat fuera despejado para una plantación de caña de azúcar.

Aloe silicicola: vista por última vez en 1920, esta planta de las montañas de Madagascar ingresa a la Lista Roja de la UICN como "extinta en estado salvaje" debido a una vaga referencia de que todavía existe en un jardín botánico. Su hábitat anterior ha sido escenario de frecuentes incendios.

Chitala lopis: un pez grande de la isla de Java, esta especie no se ha visto desde 1851 (aunque muchas fuentes en línea usan este nombre taxonómico para otras especies de peces "plumón" que aún existen). Probablemente fue aniquilado por una amplia gama de factores que degradan el hábitat, incluida la contaminación, la pesca insostenible y la deforestación casi completa alrededor de los ríos cercanos.

Eriocaulon jordanii: esta especie de pasto existía anteriormente en dos sitios conocidos en la costa de Sierra Leona, donde sus hábitats anteriores se convirtieron en campos de arroz en la década de 1950.

Amomum sumatranum: pariente del cardamomo, esta planta de Sumatra fue recolectada científicamente solo una vez, en 1921, y el bosque donde se originó esa muestra ahora está completamente desarrollado. La UICN dice que existe una población cultivada restante, por lo que la han declarado "extinta en la naturaleza".

Tiburón perdido (Carcharhinus obsoletus): esta especie hace su segunda aparición anual en esta lista. Los científicos describieron esta especie en 2019 después de examinar especímenes de décadas de antigüedad, y señalaron que no se había observado desde la década de 1930. Este año, la UICN agregó la especie a la Lista Roja y la declaró "en peligro crítico (posiblemente extinta)".

Carcharhinus obsolerus holotypeCarcharhinus obsoletus / shark-references.com

Cora timucua: este liquen de Florida se acaba de identificar a partir de colecciones históricas mediante códigos de barras de ADN. Desafortunadamente, no se han recolectado nuevas muestras desde principios del siglo XIX. Los científicos que nombraron la especie en diciembre pasado la llaman "potencialmente extinta", pero sugieren que se incluya en la lista de especies en peligro crítico de extinción en caso de que aún permanezca en partes remotas del estado altamente desarrollado. Sin embargo, advierten que no ha aparecido en ninguna encuesta reciente.

Gacela Dama (Nanger dama) en Túnez: esta especie en peligro crítico todavía se mantiene en algunos otros países, y en cautiverio, pero la muerte del último individuo en Túnez marcó un país más en el que la gacela ahora ha sido extirpada y sirve como un claro recordatorio para evitar que el resto se desvanezca.

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes