Sábado, 26 Septiembre 2020

Según estudio publicado en Scientific American, científicos de Harvard demostraron el vínculo más completo hasta el momento entre contaminación del aire y muertes prematuras

 Polución Aire/Pixabay

De acuerdo a un estudio publicado en Scientific American, la concentración de material particulado (PM) inferior a 2.5 microgramos por metro cúbico (µg / m3), proveniente de incendios, tubos de escape y chimeneas, son tan pequeñas que les permite viajar profundamente a los pulmones, causando problemas respiratorios a corto plazo. De acuerdo al artículo, miles de estudios anteriores muestran que tales partículas pueden exacerbar el asma a largo plazo y contribuir a problemas cardiovasculares, bajo peso al nacer y otros problemas de salud.

Existe un consenso médico generalizado sobre esta asociación, pero algunos miembros de un comité de la EPA, bajo la supervisión de una persona designada por la administración Trump, junto con consultores de la industria del petróleo y el gas, afirman que estos no mostraron causalidad directa entre estas enfermedades y la calidad del aire. Sin embargo, la bioestadística de la Universidad de Harvard Francesca Dominici y sus colegas, abordaron tales afirmaciones en este nuevo estudio publicado en julio en la revista "Avances de la ciencia" donde indicaron que su investigación muestra el vínculo más completo entre la contaminación del aire y las muertes prematuras hasta el momento.

Según los investigadores de Harvard, los estudios tradicionales de contaminación del aire generalmente usan solo análisis de regresión, un método estadístico diseñado para clasificar la probabilidad de que un factor particular (como la contaminación del aire) influya en un resultado, en este caso, la mortalidad. Pero no siempre está claro si dichos modelos representan adecuadamente otros posibles factores de influencia, aclaran.

En el nuevo documento, el equipo de Dominici utilizó cinco enfoques estadísticos separados (incluido el análisis de regresión) con un conjunto de datos de 570 millones de observaciones recopiladas durante 16 años de 68.5 millones de afiliados de Medicare. Esta técnica ayudó a aislar los efectos de la contaminación por partículas de otras influencias. Imitaba efectivamente un experimento aleatorio (la prueba estándar de oro para descubrir la causa y el efecto).

Los resultados muestran que reducir los niveles permisibles de PM 2.5 de 12 a 10 µg / m3 podría reducir el riesgo de mortalidad en los ancianos en hasta un 7 por ciento, salvando más de 143,000 vidas en una década.

El estudio impresionó a otros científicos en el área de investigación, incluidos C. Arden Pope III, un experto en contaminación del aire de la Universidad Brigham Young, y John Bachmann, ex director asociado de la oficina de calidad del aire de la EPA. "En términos de tamaño, en términos de poder estadístico y en términos de sofisticación analítica, esto es tan bueno como parece", dice Pope.

Los hallazgos se producen cuando la administración Trump ha estado retirando las regulaciones de contaminación del aire. En abril, la EPA propuso mantener las reglas de PM 2.5 sin cambios, después de lo que la agencia dice fue una cuidadosa revisión y consulta con sus asesores científicos. Sin embargo, antes de que se completara la revisión, el administrador de la EPA, Andrew Wheeler, desestimó un panel auxiliar de asesores que generalmente proporciona experiencia científica en tales asuntos. La colección completa de estudios de contaminación del aire es poderosa, dice Bachmann, y "este nuevo es una respuesta bastante potente" a la propuesta de la EPA.

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes