Viernes, 27 Noviembre 2020

El asteroide 52768, de 2.5 kilómetros de diámetro, el más grande que se acercaría a la mínima distancia del planeta Tierra en los últimos meses, fue descubierto en 1998. 

csm 1 79 d758b0a9d5

Foto: Agencia de Noticias U. Nacional

El asteroide 52768 de 2.5 kilómetros de diámetro, estará a un poco más de 6 millones de kilómetros del planeta mañana 29 de abril.

La trayectoria del asteroide se ha seguido desde diversos observatorios en el mundo, para establecer con precisión sus parámetros orbitales.

Santiago Vargas, profesor del Observatorio Astronómico Nacional de Colombia, señaló que existen cientos de miles de objetos como este en nuestro sistema solar, de tamaños que van desde unos pocos metros hasta varios kilómetros.

Los asteroides describen órbitas alrededor del Sol, siendo los más conocidos los del llamado cinturón de asteroides, que se ubican entre Marte y Júpiter. Algunos de ellos pueden tener trayectorias que se aproximan en mayor o menor medida a la Tierra.

“El asteroide 52768 pasará a una distancia equivalente a 16 veces la que nos separa de la Luna, lo cual hace que no tenga ninguna posibilidad de impacto, por lo que no representa una amenaza”, señaló Vargas.

El experto explicó que los asteroides potencialmente peligrosos corresponden a una denominación dada a objetos que se aproximan a distancias a menos de 19.5 veces entre la Tierra y la Luna, y diámetros de más de 140 metros.

Según el profesor Vargas, se tienen catalogados al menos 2.000 objetos de este tipo, de los cuales alrededor de 150 miden más de un kilómetro de diámetro.

Un ejemplo de ello es el asteroide 52768 que, tras su paso cerca de la Tierra, no volverá a aproximarse hasta dentro de casi 60 años.

En lo que resta de 2020, más de 70 objetos se aproximarán a la Tierra, aunque sus dimensiones son menores a un kilómetro de diámetro.

 

Asteroides en la historia

En la historia del sistema solar se han registrado épocas con muchos impactos de este tipo de objetos en diferentes sitios. La superficie lunar es una evidencia de impactos de meteoritos, nombre que reciben cuando logran formar un cráter en la superficie después de chocar contra ella.

La Tierra tiene menos rastros de estos impactos dado que posee una atmósfera que desintegra a muchos de los objetos que entran, y el viento, la erosión y movimientos tectónicos, han borrado las marcas de muchos de ellos a lo largo de millones de años, explicaron desde la U. Nacional. 

No obstante, algunos han causado grandes catástrofes, como el asteroide que, se cree, causó la desaparición de los dinosaurios hace 65 millones de años, o mucho antes, y la gran extinción del Pérmico, que acabó con el 90 % de las especies vivas hace 250 millones de años.

Se estima que cada varios cientos de miles de años, asteroides de más de un kilómetro de diámetro pueden causar catástrofes globales al impactar contra la Tierra.

Actualmente, los objetos cercanos a la Tierra están catalogados y todos los días hay observatorios e, incluso, astrónomos aficionados explorando el firmamento para detectar nuevos objetos. Algunos son muy pequeños y solo se logran ver cuando están a distancias cercanas a la Tierra.

La NASA categoriza como “potencialmente peligroso” el asteroide que se acerca a la Tierra.

Exótico asteroide interestelar es captado por primera vez desde La Tierra

 

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes